Fermín López
  • |
  • |
  • END

PUERTO CABEZAS
Compromisos de campaña incumplidos con los excombatientes, demandas pendientes de techo para los damnificados por el huracán Félix, y hambre por la entrada en vigencia de las vedas de la tortuga y langosta, son parte de las razones que llevaron a un grupo de unos cuarenta ex combatientes de Yatama, a ocupar “la Casa de Yatama” en Bilwi, como centro de refugio y presión al gobierno central, dijo el máximo dirigente de esa organización, Brooklyn Rivera.

Mientras tanto, miembros del Consejo de Ancianos de la Mosquitia, que demandan la independencia, en otra versión, dijeron que se trata de una toma forzada, y exigen a través de un documento que les sean entregados a ellos parte de los 130 mil dólares que el Estado tiene pendientes en pago a esa organización política indígena, como indemnización por no dejarlos participar en las elecciones municipales de 2000.

De la misma manera exigen la entrega de todos los bienes que corresponden a Yatama, aduciendo que los verdaderos dueños decidieron tomar lo que siempre les había pertenecido, y acusan a los líderes indígenas Stedman Fagoth y Brooklyn Rivera, de haber traicionado la causa indígena de independencia.

Los excombatientes encabezados por Eustacio González, comandante “Piña”; Vicente Pérez, comandante “Suton”, y Norman Molina, comandante “Yul wail”, han manifestado su total respaldo al movimiento de independencia del Consejo de Ancianos, y protección si es necesario al “Wihta Tara” para evitar cualquier situación que ponga en peligro la integridad del Gran Juez, que pasará a ser la máxima autoridad en la Costa Caribe.

Ex edil niega toma y da su respaldo

La ex alcaldesa y miembro del directorio de Yatama, Elizabeth Henríquez, dijo que ella llegó la mañana de ayer a la casa de la organización a ver la supuesta toma, sin embargo lo que encontró a su llegada fue que “era nuestra gente la que estaba allí, los que habían llegado a su casa, la casa de los indígenas”, porque según ellos no tienen dónde quedarse, debido a que fueron echados de la oficina donde se quedaban, por no pago.

“Como se trata de nuestra gente con un pliego de demandas en contra del gobierno, compromisos de campaña a favor de los ex combatiente a los que no les han cumplido, y vimos que están en su derecho, los dejamos. Más bien yo en carácter personal decidí apoyarles con un quintal de comida de cada cosa”, dijo la ex alcaldesa.

Brooklyn: “Pueden quedarse el tiempo que quieran”

Por su parte, el diputado y representante de Yatama, Brooklyn Rivera, dijo que se trata de un manojo de demandas, de distintos momentos y sectores, donde grupos como los ancianos trataban de sacarle ventaja a la actitud de los ex combatientes, que lo único que hacen es reclamar un derecho al cumplimiento de viejos compromisos. Al consultarle si iban a pedir la intervención de la fuerza pública para desalojarlos, contesto: “¿Para qué, si esa es la casa de los indígenas y pueden quedarse el tiempo que quieran?”