•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un incendio de  2,600 hectáreas afecta Indio-Maíz, la segunda área protegida de mayor importancia para Nicaragua, después de Bosawás, según imágenes satelitales que proporcionó Fundación del Río, organización que monitoreó el siniestro.

Este es uno de los dos grandes siniestros que afectaron desde inicio de semana el territorio nacional. El segundo fue en el municipio de Juigalpa, en Chontales, en la meseta de Hato Grande, controlado ayer en la tarde. Según el Ejército de Nicaragua, este incendio afectó 2,500 manzanas, equivalentes a 1,700 hectáreas.

El incendio en Indio-Maíz se extiende a través de 40 puntos de calor que aparecen en la imagen de satélite. La zona donde ocurre es cerca del municipio de El Castillo y San Juan de Nicaragua, en Río San Juan. El ejército trabaja para controlar el fuego. Foto: Lorenzo Martínez.

Amaru Ruiz, presidente de Fundación del Río, indicó que 150 personas de diferentes instituciones, entre bomberos, defensa civil, Policía Nacional, Ejército de Nicaragua y gobierno municipal intentan apagar el incendio. 

Lorenzo Martínez, líder comunitario del poblado de San Juan de Nicaragua, afirmó que extraoficialmente se conoce que dicho incendio comenzó en la comunidad Siempre Viva, por una familia que realizó una quema agrícola con el objetivo de extender un potrero. 

Incendio consume 2,200 manzanas de tierra en Juigalpa

Según Ruiz, el incendio se originó posiblemente el martes por la tarde, a 3 kilómetros de Siempre Viva. 

Martínez dijo que en el sector del poblado de San Juan de Nicaragua las llamas disminuyeron debido a que en la noche del jueves cayó una ligera lluvia.  

La Reserva Biológica Indio-Maíz es parte de la gran Reserva de Biosfera de Río San Juan y ocupa una extensión de 3,000 kilómetros cuadros, equivalente a 300,000 hectáreas. Según el biólogo Marvin Torres, en Indio-Maíz habitan 400 especies de aves que representan el 50% de todo el país. Por su exuberancia es posible que albergue especies únicas y raras, expresó el experto. 

Incendios sin freno en faldas de volcanes Casita, San Cristóbal y El Chonco, en Chinandega

Esta reserva es uno de los pocos sitios donde aún se encuentra el jaguar, el felino más grande de América. 

¿Por qué se propaga el fuego?

A criterio del especialista del Centro Humboldt, Alejandro Alemán, un incendio en la zona de Indio-Maíz no se produce de forma espontánea, ya que es una zona muy húmeda, donde más llueve al año en el país. 

Alemán explicó que el motivo por el cual el siniestro se extendió tanto es porque “estamos en época seca y seguramente no ha llovido y la maleza estaba seca, y aunque la madera esté verde toma fuego, siempre y cuando se propicien las condiciones”. 

Amaru Ruiz añadió que en la zona donde ocurre el incendio existen yolillal, que es una palma que contiene aceite y que, al quemarse, es difícil controlar.

Incendio Indio Maíz

Implicaciones de los incendios

Alemán afirmó que las implicaciones de los dos incendios, en Indio-Maíz y Hato Grande, en términos ambientales serían muy fuertes. Esos incendios tienen un impacto sobre las fuentes de agua, principalmente en Hato Grande, que es una zona seca. Las zonas de recarga quedaron afectadas y hay un impacto sobre el nivel de los pozos y de los acuíferos superficiales, sostuvo.  

En Indio-Maíz, la afectación al bosque primario sería irremediable porque este ecosistema tarda en recuperarse. “Después del incendio deben aplicarse medidas necesarias para que la regeneración natural haga su trabajo y la selva se recupere. Al final esto se traduciría en la disminución de la capacidad de captura de carbono y retención de agua para recargar acuíferos. No debe reemplazarse lo quemado por pastizales”, manifestó Alemán.

De acuerdo con el Mapa de la Vulnerabilidad de Nicaragua, publicado por el Gobierno hace un mes, el departamento de Río San Juan tiene tiene un índice de riesgo ante incendios forestales del 20% al 40%, de los más bajos en el país.