•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A pesar de no contar con la autorización municipal y de la junta directiva de comerciantes, vendedores de alimentos y bebidas decidieron instalarse y construir sus negocios en la acera colindante con la plazoleta en el costado noroeste del mercado La Estación, en León.

La toma de dicha acera, además de perjudicar la libre circulación peatonal afecta los negocios de ropa y calzado ubicados en el mismo sector.

María Esther Machado, una de las comerciantes que construyó una caseta sin autorización de las autoridades, evitó brindar declaraciones, pero aprovechó la soledad de la noche para construir su negocio a base de perlines y zinc.

Ariel Pérez, miembro de la junta directiva de comerciantes en el sector de la  plazoleta, expresó que los negocios de alimentos y debidas fueron reubicados en el antiguo edificio de la Estación del Ferrocarril, porque se acordó con la municipalidad, que nadie debía construir negocios en dicha acera.

“Estos negocios son eventuales, no tienen autorización para construir casetas, porque además de usurpar la propiedad privada, obstruyen la libre circulación peatonal y ocasionan incomodidad a los demás negocios”, afirmó Pérez, quien hizo un llamado a la municipalidad para que aplique la ordenanza municipal dentro del perímetro del centro de compras.

Desorden

Brenda Morán, otra miembro de la Junta Directiva de dicho sector, explicó que en todo momento respaldan el derecho que tienen los comerciantes de ganarse la vida honradamente, pero no van a permitir el desorden.

“Si les permitimos a estas dos o tres comerciantes que construyan casetas dentro de pocos días vamos a tener las aceras tomadas”, expresó Morán.

En tanto, Janeth Ramírez, otra de las comerciantes que se opone a la construcción de casetas en las aceras, resaltó que la municipalidad debería  poner punto final al desorden generalizado que existe en los mercados y en toda la ciudad.