•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Ni con la cadena perpetua pagaría por lo que hice”, así respondió Abraham Ríos Membreño, cuando la jueza suplente IV Especializado en Violencia de la capital, Ingrid Rocha, le preguntó qué tenía que decir de la petición de 30 años de prisión que pidió la Fiscalía para él después que se declaró culpable del delito de  femicidio.

Ríos Membreño al admitir su culpabilidad por haber matado a su esposa, la médico naturista María Teresa Gaitán Díaz por la vía de la asfixia,  dijo que tomó la decisión de declararse culpable “para ahorrarle dolor a la familia doliente y a su madre”.

La sentencia condenatoria será el próximo jueves 12 de abril.

Una vez que el también médico  Abraham Ríos Membreño aceptó su culpabilidad, la fiscal auxiliar Marisella Rodríguez pidió la pena máxima señalando que el reo confeso actuó con alevosía al ejecutar el crimen. 

No pidió perdón

Al admitir su culpabilidad,  Abraham Ríos Membreño  manifestó que no pediría perdón por el crimen que  cometió; porque eso no serviría de nada;  “con pedir perdón no le voy a devolver su hija a sus padres y tampoco su madre a mis hijas”.

Por su parte, Gonzalo Gaitán, hermano de la víctima y quien en todo momento quedó viendo al verdugo de su consanguínea, pidió justicia en nombre de la familia doliente.

“Lo que pedimos como familia es la pena máxima (30 años de prisión) aunque eso no nos va a devolver a mi hermana”, manifestó Gonzalo Gaitán, agregando que el crimen cometido por su cuñado ha matado en vida a toda su familia.

Para la sicóloga Keyla Largaespada, el femicida confeso Abraham Ríos Membreño no es una persona con comportamiento bipolar.

No es bipolar

Para la sicóloga Keyla Largaespada, el femicida confeso Abraham Ríos Membreño no es una persona con comportamiento bipolar, es decir con cambios en su estado de ánimo constante, a como alega la defensa del asesino.

“Las personas con comportamiento bipolar “no son personas capaces de planear un crimen a como lo hizo Abraham Ríos Membreño”, explicó Largaespada. La sentencia condenatoria será el próximo jueves 12 de abril.