•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Nicaragua decidió reevaluar sus permisos para quemas agropecuarias, como consecuencia de un incendio que ha devorado más de 3,858 hectáreas en la reserva biológica Indio Maíz y que continúa sin control luego de 7 días, informó hoy el Gobierno local.

"Los permisos para las quemas agropecuarias, tienen que medirse y reevaluarse, frente a esta situación que estamos viviendo", anunció la vicepresidenta Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

La decisión la tomó el Gobierno nicaragüense luego de que la Defensa Civil informó que el fuego que avanza sin control en la selva Indio Maíz, en el extremo sureste de Nicaragua, no pudo ser ocasionado por la naturaleza, con lo que quedó abierta la posibilidad de que haya sido causada por malas prácticas agrícolas.

En Nicaragua, uno de los países más pobres de América Latina, es común que los agricultores eliminen la maleza por medio de quemas, una práctica que ocurre antes de mayo, cuando comienza oficialmente la época de lluvias en el país.

El incendio en Indio Maíz es difícil de controlar, debido a que la única forma de llevar agua a los puntos afectados es por vía aérea, pero además la zona está plagada de yolillales, un tipo de palma rica en aceite, que facilita la propagación y permanencia de las llamas.

Nicaragua ha solicitado ayuda a sus países vecinos del norte, e incluso a Rusia, para enfrentar la situación, y ya trabaja con un helicóptero cisterna enviado por México.

 

Con 2,093 kilómetros cuadrados de extensión, Indio Maíz es el hogar de indígenas Rama y Kriol, así como de una amplia variedad de animales representativos de la fauna centroamericana, incluidas especies en peligro de extinción.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus