•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La diabetes mellitus ocupa el primer lugar entre las principales quince enfermedades que están cobrando la vida de los asegurados del país, revelan datos publicados en el Anuario Estadístico 2017 del Instituto Nicaragüense de Seguro Social (INSS).

De acuerdo al documento, esta enfermedad cobró la vida de 176 personas en las IPSS; 119 de estas víctimas fueron hombres y otras 57 eran mujeres. Los fallecimientos de afiliados al seguro social a consecuencia de la diabetes incrementaron 38.5% en comparación al año previo, según las estadísticas oficiales, ya que en 2016 el total de personas que murió por esta enfermedad fue de 127; mientras que en 2015, la cifra de fallecidos por esta enfermedad fue de 86.​

Suben a 76 los fallecidos por neumonía en lo que va de año en Nicaragua

De hecho, según los datos históricos de esta institución, los fallecimientos por diabetes mellitus han experimentado una tendencia ascendente a partir de 2012, en ese año la cifra de fallecidos alcanzó 60.

La neumonía y las enfermedades renales crónicas ocupan el segundo lugar de fallecimiento en Nicaragua. Archivo/END

Un año después, en 2013, la cifra fue de 85 personas y, en 2014, el número incrementó a 125. 

Por otro lado, los datos del anuario indican que la neumonía y las enfermedades renales crónicas ocupan el segundo y tercer lugar, con 65 y 57 víctimas, respectivamente, según el documento. 

Análisis comparativo 

De acuerdo al documento, el año pasado estas quince enfermedades sumaron 592 víctimas y otras 623 personas murieron por diversas causas, para totalizar 1,215 asegurados fallecidos. Dicha cifra representa un incremento del 7% en comparación al año previo, ya que en 2016, un total de 1,135 murieron en las Instituciones Proveedoras de Servicios de Salud (IPSS) contratadas por el seguro social. 

Otros datos

Mientras que en el caso de la neumonía, durante el 2017 el porcentaje de fallecidos se redujo 21.6%, al registrarse 18 casos menos en comparación al año 2016 (83 defunciones), según datos oficiales.

En el caso de las enfermedades renales crónicas, experimentaron un crecimiento de 42.5%, al pasar de 40 defunciones en 2016, a 57 víctimas el año pasado, según la publicación.

La cuarta causa de muerte entre los asegurados del año pasado fue la cirrosis hepática, con 43 víctimas, 29 hombres y 12 mujeres; cabe mencionar que este padecimiento había ocupado la tercera posición el año 2016.

Mientras que la sepsis bacteriana del recién nacido ocupó el quinto puesto al causar 41 decesos; en 2016, la cifra fue de 38.

Las muertes causadas por infarto agudo de miocardio experimentó un repunte el año pasado, al ascender del decimoquinto puesto en 2016, al octavo en 2017. En este sentido, las víctimas de los infartos totalizaron 27 el año pasado, mientras que en 2016 los fallecidos fueron apenas 11, y en 2015, según el anuario de ese año, la cifra fue de 31.

Por segundo año consecutivo, la hipertensión esencial (primaria) se coló en el funesto ranking, al provocar 29 decesos y ocupar el séptimo puesto.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el tumor maligno de mama, y tumor maligno del estómago se situaron en los puestos noveno, décimo y decimoprimero, al provocar 26, 20 y 18 muertes, respectivamente.

En los lugares 12 y 13 se ubican la neumonía congénita y las malformaciones congénitas múltiples, que provocaron la muerte de 16 y 14 personas, respectivamente.

Finalmente, los dos últimos puestos son ocupados por los casos de tumor maligno del cuello de útero, y de próstata, los cuales registraron 13 y 12 fallecimientos cada uno.