•  |
  •  |
  • END

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) decidió este miércoles iniciar una investigación sobre los magistrados Francisco Roberto Rodríguez Baltodano y Alejandro Estrada Sequeira, miembros del Tribunal de Apelaciones de Granada.

Según dicho documento, los magistrados Rodríguez y Estrada tienen tres días para brindar un informe que fundamente la decisión que tomaron de declarar no culpable a Erick Volz, y de insistir en su libertad a pesar de que éste había sido condenado a 30 años de prisión por la comisión del delito.

Para complementar la investigación, el Consejo citó a la Fiscalía General de la República, al acusador privado y a los defensores de Erick Volz, y a Julio Martín Chamorro --el otro acusado por el asesinato, actualmente en prisión--, para el ocho de enero de 2008.


Citados a audiencia
Y al día siguiente, el nueve de enero, los mismos magistrados se tendrán que presentar a una audiencia programada por el Consejo a las nueve de la mañana, “sin perjuicio del informe que rendirán”. El magistrado Norman Miranda Castillo, Presidente del TAG, también fue citado a dicha reunión.

“Se decidió abrir una investigación a los dos magistrados que firmaron la orden de libertad y la sentencia. Y (también se decidió) que participen los abogados defensores, los fiscales, los abogados acusadores, para averiguar cómo fue que ocurrió todo”, afirmó ayer el magistrado sandinista Rafael Solís, Vicepresidente de la CSJ.

“La decisión fue abrir la investigación, tratar de concluirla en todo el mes de enero, determinar si hubo circunstancias que no han sido esclarecidas, si se procedió o no de conformidad con la ley, si todas las actuaciones fueron correctas. O si efectivamente hubo algo que haya que investigar, y proceder a establecer las sanciones del caso”, explicó.

Solís, acompañado de sus colegas magistrados Edgard Navas y Alba Luz Ramos, explicó que el Consejo implementa sanciones administrativas que llegan hasta la destitución, pero no descartó “actuaciones de orden penal” que podrían ejecutar la Fiscalía o la Policía a partir de los resultados de la investigación.


Niegan a EmbUSA
Solís fue categórico en rechazar que la CSJ haya intervenido o incidido en la polémica decisión de los magistrados Rodríguez y Estrada. Y aseguró que la Embajada de Estados Unidos tampoco presionó para la liberación de Volz. “En lo absoluto. Aquí en el Poder Judicial no ha habido presión”, expresó.

El magistrado Solís criticó la falta de “prudencia” de los magistrados Rodríguez y Estrada al ordenar la libertad de Volz sin esperar a que la Sala Penal de la CSJ emitiera su resolución sobre un recurso de casación que interpuso la Fiscalía, una vez que se conoció que el estadounidense había sido sobreseído, pero no dijo nada sobre por qué la Corte no les transmitió esa prudencia.

Según Solís, la orden de libertad emitida a favor de Volz “no era del conocimiento de ninguno de nosotros. No sabíamos nosotros que eso (liberación) se iba a producir.


Extrañas justificaciones
Por su parte, el magistrado Marvin Aguilar, también miembro del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial, señaló que la investigación no se pudo iniciar cuando Volz todavía se encontraba en Nicaragua, “porque fue hasta el viernes que se dieron los hechos de la nueva decisión del tribunal de ordenar la libertad de él”. “Luego vino el sábado, después el domingo, el lunes fue 25 (de diciembre) feriado, hoy 26 (ayer)...”, se justificó.

Tanto él como el magistrado Solís señalaron que la investigación no tiene ningún efecto sobre el proceso judicial iniciado contra Volz, y confirmaron que todavía está pendiente la resolución que la Sala Penal de la CSJ debe emitir sobre el recurso de casación que interpuso la Fiscalía contra el sobreseimiento del estadounidense.

“Nosotros estamos seguros de que si la Sala Penal llegara a imponer una sentencia de condena contra el señor Volz, los norteamericanos van a cumplir la sentencia en una cárcel de los Estados Unidos”, expresó Aguilar.

Solís indicó que “hay que aclarar que a un norteamericano de los Estados Unidos se tiene prohibido por ley extraditarlo. No van a mandar a Volz a Nicaragua de regreso. Eso hay que decirlo de una manera clara para evitar especulaciones.


¿Y el magistrado norteamericano?
El magistrado Rafael Solís, Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), desestimó que la sentencia del Tribunal de Apelaciones de Granada con que Volz obtuvo su libertad sea declarada nula como consecuencia de que el magistrado Roberto Rodríguez, uno de los firmantes de dicho documento, tiene la ciudadanía estadounidense.

Erick Cabezas, abogado acusador particular en contra de Volz, en nombre de la familia de Doris Jiménez, señaló que dicha sentencia es nula, ya que violenta el artículo 136 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, “ya que en ese capítulo se establece que para ser magistrado de los tribunales de Justicia se requiere ser nacional de Nicaragua y no haber renunciado a la nacionalidad, salvo que la hubiere recuperado por lo menos en los últimos cinco años”.


La Corte negó la ley
Solís explicó que cuatro años atrás, durante la revisión del caso de un ciudadano norteamericano-nicaragüense que había sido nombrado embajador en Washington, Estados Unidos, “la Corte, nueve a siete, resolvió que la interpretación del artículo respectivo de la Constitución para la renuncia obligatoria de la ciudadanía norteamericana o de otro país, era únicamente efectiva para las personas que fueron electas a cargo de una elección, vía directa, popular: Presidente, el Vicepresidente y los diputados”.