•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un incendio que ha devastado 5,484 hectárea de bosque en la reserva biológica Indio Maíz, al sureste de Nicaragua, es una lección ambiental, afirmó hoy el presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

"Esto nos dice mucho de lo que es la responsabilidad que tenemos todos los nicaragüenses para proteger los bosques, para proteger todas las áreas verdes de nuestro país, que en período de verano (seco) con facilidad cogen fuego, se nos incendian", dijo Ortega, en una reunión privada sostenida anoche con el hermano del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez, Adán Chavéz, y el ministro de Educación del país sudamericano, Elías Jaua, cuyas declaraciones fueron divulgadas este viernes por medios oficiales.  

Lea: Incendio en reserva Indio Maíz ya fue extinguido

El incendio, que este viernes llegó a su décimo día, fue el más grande reportado en Indio Maíz, una de las zonas boscosas mejor conservadas de Centroamérica.

El Gobierno de Nicaragua declaró hoy extinto el gran incendio, luego de que la vicepresidenta Rosario Murillo, en un mensaje emitido al mediodía de este viernes, hiciera el anuncio.

En fotos: Animales mueren quemados por incendio en reserva Indio-Maíz.

"Podemos decir que, a esta hora, no hay fuego ya en Indio Maíz", dijo la vicepresidenta Murillo. 

Nicaragua logró controlar el fuego por primera vez ayer jueves, con ayuda de helicópteros cisternas de México, Honduras y El Salvador.

El incendio había sido imposible de retener debido a la espesura de la selva, ubicada en el extremo sureste de Nicaragua, especialmente por la presencia de yolillales, un tipo de palma rica en aceite, que facilita la propagación y permanencia de las llamas.

Con 2.093 kilómetros cuadrados de extensión, Indio Maíz es el hogar de indígenas Rama y Kriol, así como de una amplia variedad de animales representativos de la fauna centroamericana, incluidas especies en peligro de extinción.