•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Federación de Mujeres Trabajadoras del Hogar “Julia H. de Pomares”, que cuenta con 1,200 afiliadas, inició en Carazo un plan de divulgación de los derechos de las personas que trabajan como domésticas. 

Andrea Morales, secretaria general de la Federación, dijo que su objetivo es empoderar a las mujeres que prestan servicios en los hogares acerca de los derechos establecidos en el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el que se definen aspectos como las horas laborales, pago, derechos y contratos de trabajo.

Morales recordó que el convenio 189 fue aprobado en Ginebra en el año 2011, y Nicaragua lo acogió en 2013. “Fuimos el primer país centroamericano en ratificar este convenio, hasta el momento tenemos 1,200 mujeres trabajadoras del hogar afiliadas y contamos con cuatro sindicatos, uno de ellos de mujeres transgéneros, el propósito de nosotros como federación es luchar por los derechos de estas mujeres, apegados a la ley. Queremos que se cumplan las leyes y luchamos por esto”, enfatizó.

En Nicaragua, se estima que 200,000 mujeres se dedican al trabajo doméstico.

Según la federación, una gran parte de las personas que se dedican al trabajo doméstico desconocen sus derechos o no los hacen valer, principalmente los relacionado a la remuneración y el horario establecido.  

“Hay muchas mujeres que no saben de sus derechos y por eso son atropelladas”, aseguró Ángela Morales.