•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Cuerpo Unificado de Bomberos de Nicaragua reportó la ocurrencia de al menos 162 incendios en todo el país, del 5 al 11 de abril, es decir, que en promedio hubo 23 siniestros por día, la mayoría en maleza. 

En el período señalado, los bomberos sofocaron 23 incendios estructurales, 117 en maleza y 22 en basura.  

De los 23 estructurales, ocho fueron agropecuarios y, según el reporte, se dieron en los departamentos de Rivas, Somoto, Carazo y Chinandega; hubo cinco en viviendas de Bluefields, Managua, Estelí y Bilwi; cuatro forestales en Jalapa, Managua y León; dos en comercios en Managua y Nueva Segovia; y un incendio industrial de Estelí.

“En el caso de los incendios de maleza o basura, 39 se produjeron en el Corredor Seco por falta de mantenimiento y vigilancia en los predios baldíos y fincas”, agrega el reporte. En lo que va del año, los bomberos han atendido 391 incendios de maleza o basura.

Factores de riesgo

Hay factores de riesgo que incrementan las posibilidades de que se origine un incendio en maleza: el uso de conductores eléctricos de bajo calibre, trabajos de soldadura sin medidas de prevención y quemas.

En el informe del Cuerpo Unificado de Bomberos se recomienda utilizar conductores adecuados en instalaciones eléctricas, para evitar sobrecargas de energía y conexiones ilegales, no fumar en lugares prohibidos y mantener la vigilancia de fincas, potreros y predios baldíos.

Desde el pasado miércoles, el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) suspendió las quemas agrícolas en todo el país hasta la llegada del período lluvioso, como medida de prevención. 

Tres casas quemadas

La tarde de ayer en el barrio Quinta Nina, de Managua, las llamas redujeron a escombros tres viviendas habitadas por unas 15 personas.

Las casas pertenecen a los hermanos Juan Carlos, Franco Lenín y Nubia Ninoska, todos de apellidos Montiel Fornos.

Con la ayuda de algunos pobladores, las familias afectadas lograron sacar del terreno un camión, una camioneta, un carro y una planta eléctrica, pero una camioneta que estaba estacionada junto a una de las casas afectadas terminó en llamas.

Versiones preliminares indican que el siniestro pudo haberse producido debido a la manipulación de fósforos por parte de niños, quienes no eran vigilados por sus padres, pero el comandante Ramón Landero, jefe de la Dirección General de Bomberos, refirió que aún es prematuro decir qué originó este incendio. 

“No tenemos indicios de la causa, lo que sí sabemos y es importante, que no hay personas afectadas, solo material. Son tres locales de construcción de bloque y madera, que es una madera de vieja data y eso permite que la combustión sea rápida”, explicó.