•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de 5,000 hectáreas de la Reserva Biológica Indio-Maíz fueron afectadas por el incendio que duró 10 días y fue sofocado ayer, según el Gobierno. 

Al mediodía de este viernes el Gobierno informó que el fuego en Indio-Maíz había sido sofocado completamente. Este inició el 3 de abril en la comunidad Siempre Viva, en el municipio de San Juan del norte. 

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, afirmó que como resultado de las operaciones contra incendio, el jueves y la mañana del viernes se pudo controlar y extinguir el fuego en los sectores del cerro La Cucaracha, al norte del río Indio y al sector suroeste de la comunidad Siempre Viva. 

“Esta mañana (viernes) se realizaron vuelos de exploración en toda la zona y no se aprecia en el área de operaciones focos de fuego, aunque persisten elementos materiales humeantes (troncos de árboles). No hay fuego o flamas”, precisó Murrillo, quien manifestó que “con el personal en tierra y vuelos de descarga de agua desde los helicópteros, concentramos los esfuerzos en liquidar las consecuencias, a fin de evitar rebrotes de fuego”. 

“Podemos decir que a esta hora no hay fuego, no hay flamas en Indio-Maíz”, afirmó al mediodía Murillo. 

Al menos 1,500 efectivos militares y 160 brigadistas comunitarios participaron en las labores de extinción del fuego durante los 10 días que duró el siniestro. 

Según los datos oficiales, el área afectada por las llamas fue de 5,484.7 hectáreas equivalentes a 7,786.44 manzanas. Mientras que los movimientos ambientalista calculan que fueron 6,332 hectáreas.  

Criminalística investiga las causas

Murillo reveló que desde que inició el incendio, el pasado 3 de abril, la Policía Nacional abrió una investigación con peritos en criminalística de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), quienes viajaron desde Managua para investigar las causas. 

Tanto Defensa Civil como los movimientos ambientalista coinciden en que el siniestro no pudo originarse de forma natural. Desde el inicio, el Gobierno Territorial Rama-Kriol manifestó que las llamas iniciaron en la comunidad Siempre Viva, a causa de la quema de pasto para ganado. 

115,000 galones de agua sobre las llamas

Murillo mencionó que el Ejército de Nicaragua a través de su componente militar desplegado en la zona realizó labores de sofocación y control de fuego en una zona de 52.5 kilómetros cuadrados.

“Las acciones se desarrollaron con bombas, mochilas de agua, uso de apagafuegos y descargue de agua desde helicópteros”, dijo, “con el empleo de los medios aéreos de México, El Salvador y Honduras se han realizado 204 vuelos de descargue de agua, totalizando 115,000 galones, incidiendo en un área de 15 kilómetros cuadrados de la zona afectada”.   

El tiempo de vuelo de los helicópteros fue de 22 horas y 38 minutos, destacó Murillo.

También declaró que se realizaron rondas cortafuego ejecutado a machete con un ancho promedio de 10 metros en una distancia de 35,000 metros lineales. 

La fuerza aérea realizó 12 vuelos: 2 de exploración, 3 de transporte de personal y 7 transportando aseguramiento para los componentes de tropa desplegado y para el combustible que asegurara las operaciones aéreas y navales. 

Primero evaluación de daños

El director del Centro Humboldt, Víctor Campos, al hacer una evaluación de daños para saber qué fue lo que ocurrió realmente. “También hay que constatar las cifras. Hay bastante coincidencia entre las cifras que hemos logrado ver. Ahora hay que hacer el recuento de daños”, aseguró Campos. 

En los trabajo de restauración que hay que hacer en la zona afectada, mencionó que hay distintas opciones. “Hay una zona de manglar que tiene su propia dinámica de recuperación. La zona de yollial (palma) se debe hacer un enriquecimiento con algunas especies, para ayudar a restaurar el daño de forma relativamente rápida”, declaró el experto, quien destacó que la mejor manera de restauración es la regeneración natural. 

Precisó que el incendio tendrá un nivel de afectación, ya que los suelos al descubierto y la cantidad de escombros que quedarán en la zona afectarán la calidad del agua de los ríos. 

“Hay que velar para que no se perturbe más los ecosistemas afectados, esto significa no dar permisos para la explotación de la madera caída por el huracán Otto”, sostuvo Campos.  

A criterio del director del Centro Humboldt, todo Indio-Maíz es una zona núcleo y ciertamente en la mayoría del área afecta predominan palmeras, zonas pantanosas y una combinación de árboles y palmeras. ​

“En la Reserva de Biósfera Río San Juan, Indio-Maíz representa toda la zona núcleo, en teoría el fuego sí penetró en esta”, explicó el experto.   

Piden saneamiento

Constantino Romel, presidente de la Alianza de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes, manifestó que debe cumplirse el saneamiento de colonos en Bosawas e Indio-Maíz, para mitigar daños ambientales. 

Las llamas iniciaron en la comunidad Siempre Viva, en la Reserva, informó el Gobierno.

“El Gobierno tiene que evitar este tipo de crisis para contrarrestar que más colonos invadan las reservas”, demandó Romel.