• |
  • |
  • END

Las autoridades nicaragüenses no se pronunciaron sobre el arribo al país del periodista colombiano Hernando Calvo Ospina, cuya presencia en un vuelo de la línea aérea Air France con destino a México desde París, en un trayecto que lo traería hasta Managua, desató una polémica tras ser retenido por órdenes de autoridades estadounidenses.

Según el relato del mismo periodista, el copiloto del avión le informó que por su presencia en la nave durante el viaje a México, se vieron obligados a desviarse a la isla de Martinica, en el Mar Caribe.

El cambio en el plan de vuelo ocurrió por órdenes de la Transportation Security Administration (TSA) de los Estados Unidos, bajo el argumento que Calvo era indeseable para dicho país, significaba un riesgo para la seguridad nacional y por lo tanto, la aeronave no podía sobrevolar espacio aéreo estadounidense.

EL NUEVO DIARIO intentó conocer la posición oficial sobre el ingreso y salida de Calvo Ospina de Nicaragua, donde según el mismo reportero, no tuvo ningún problema para arribar el pasado domingo 19 de abril, luego del suceso de su retención.

La Oficina de Divulgación y Prensa de la Dirección General de Migración y Extranjería informó que gestionaría la búsqueda de reportes sobre el paso del colombiano a través de las fronteras nicaragüenses, pero hasta la tarde de ayer no brindó ningún dato.

En tanto, la Cancillería expresó que no tenía “ninguna novedad” sobre el arribo del periodista y escritor, o sobre el tipo de misión que pudo realizar durante su estadía.

La decisión de Estados Unidos de prohibir el sobrevuelo en su territorio al vuelo 438 de Air France el pasado sábado desató polémica este viernes en Francia.

“Air France estudia actualmente las vías de recurso ante la Transportation Security Agency”, declaró un portavoz de la compañía francesa.

El funcionario dijo que esta acción podría hacerse “con la ayuda de su autoridad de tutela, que es la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC)”.