Luis Alemán
  • |
  • |
  • END

Directivos de cooperativas de transporte urbano-colectivo negaron que el ordenamiento del transporte en Managua implique afectaciones económicas para los usuarios, y explicaron que de lo que se trata es de recortar recorridos que son innecesarios.

“No apoyaríamos reordenamiento alguno que resulte en afectaciones a los usuarios”, aseguró Miguel Álvarez, Presidente de la Cooperativa de Transporte de Servicios Múltiples Independientes, conocida como Cooperativa Colón.

Según Álvarez, la explicación que hasta ahora les ha dado el Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua, Irtramma, es que se harán recortes, eliminando “recorridos innecesarios que hacían muchas rutas”.

Detalló que sin tener un estudio que lo fundamentara, los transportistas comenzaron a ampliar recorridos de rutas, metiéndose en barrios para buscar más pasajeros.

Álvarez reconoció que esa práctica dejó resultados negativos para las cooperativas, que vieron elevarse sus costos de operación.

Un ejemplo de la ampliación de las rutas de forma arbitraria fue la 108, que al ingresar a la Carretera Norte llegaba a la Rolter y luego pasaba directo hacia la terminal. El recorrido lo cambiaron cuando se realizaron los trabajos de perforación para el saneamiento del Lago de Managua.

El recorrido cambió en los semáforos de Plásticos Robelo, metiéndose por la colonia “Pedro Joaquín Chamorro” y recorriendo varios barrios más, haciéndolo extenso.

Ramiro Cordero, Presidente de la Cooperativa 21 de Enero, negó que el ordenamiento implique que los usuarios tomen varias unidades para llegar a su destino. “No hemos estado hablando de eso, no se ha presentado esa propuesta”, afirmó, tras señalar que de lo que se trata es de cortar los recorridos que no presenten mayor demanda de la población.

Usuarios molestos

Rafael Hernández García, un usuario del transporte urbano, reaccionó descontento ante la posibilidad de tener que tomar varias rutas para llegar a su destino, y se pronunció en favor de que el Irtramma y los transportistas retomen una política de pago de acuerdo con el recorrido realizado.

“Si voy de la ‘14’ al ‘Huembes’ pago dos córdobas con 50 centavos, pero si voy al (Hospital) ‘Lenín’ (Fonseca) pago esa misma cantidad”, reflexionó Hernández, para agregar que lo lógico sería pagar de acuerdo con el recorrido.

Recordó que hace años, en el transporte urbano de la capital se pagaba con un ticket que era pagado de acuerdo co el recorrido. “El boleto lo marcaban y valía de acuerdo con la distancia”, agregó.

Álvarez insistió en que no se trata de que la población pague más al tener que usar varias unidades para llegar a su destino, “hay rutas que no cubren eficientemente el tipo de recorrido que demanda la población”.

Recordó que las rutas actuales fueron diseñadas de acuerdo con un estudio elaborado en 1977. Esa razón es argumentada para señalar que muchos recorridos ya no responden a la realidad de una demanda creciente.

Invasión de rutas

Por su parte, Cordero reconoció que muchos transportistas se vieron obligados a ampliar los recorridos e invadieron corredores de otras rutas y que lo mismo está pasando con el servicio interurbano e intermunicipal. “Esos buses nos quitan pasajeros en su recorrido a lo interno de Managua”, añadió.

El caso más típico son los microbuses expresos que llegan del sur y oriente del país. “Cuando entran por la colonia Centroamérica hasta llegar al Mercado Oriental, van recogiendo pasajeros como si fueran rutas urbanas”, explicó Álvarez.

Eso, según Cordero, deberá terminar con el reordenamiento. “Hay una invasión de rutas en nuestros recorridos”, afirmó.