•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los incendios forestales, asociados en parte a las quemas agrícolas que realizan los productores para preparar las tierras de cultivo, han afectado a la fecha un área de 1,700 manzanas en el departamento de Chinandega, según registros del Ejército de Nicaragua.

El jefe del Segundo Comando Militar del Ejército de Nicaragua, coronel Bladimir Ilich Martínez Jarquín, en su informe del trabajo realizado durante el primer trimestre del año reportó 1,550 manzanas devoradas por los incendios forestales, que sumadas a 12 manzanas quemadas en Santo Tomás y otras 138 en El Viejo, totalizan 1,700 manzanas afectadas.

El incendio ocurrido en el municipio de Santo Tomás del Nance fue controlado por las tropas del Segundo Comando Militar. El fuego inició el pasado 12 de abril en el cerro Santa Cruz y, según el reporte, se expandió de manera rápida debido a la presencia de vientos en la zona. 

En el caso del siniestro registrado en Puerto Morazán, las autoridades informaron que fue sofocado por brigadistas comunitarios. 

Como parte de las acciones de prevención de incendios que se desarrollan en el departamento de Chinandega, se informó que un equipo interinstitucional continúa realizando patrullajes en bestia por la zona de la cordillera volcánica Chonco-San Cristóbal y se levantó censo de los cazadores de garrobo, apicultores y pequeños agricultores que realizan quemas de rastrojos para advertirles sobre las graves consecuencias que se pueden derivar de las quemas.

Quemas están prohibidas

Por su parte, Ana Julia Vargas, delegada del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), advirtió que se aplicarán sanciones a los productores que realicen quemas agrícolas, labores que suelen desarrollar en esta época para preparar las tierras dedicadas al cultivo de granos básicos.

“Aquí anduvieron visitando a los productores para explicarles que están prohibidas las quemas. También a garroberos y mieleros. Todo es para parar los fuegos”, dijo Manuel Tinoco, de la comarca La Bolsa.

La prohibición de las quemas fue anunciada por el Gobierno con el objetivo de evitar otro incendio como el ocurrido en la Reserva Biológica Indio-Maíz, donde más de 5,000 hectáreas resultaron afectadas. 

A través de una resolución del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), el Gobierno señaló que “es obligación de todos los productores dueños de fincas prevenir incendios”, y advirtió que tomará medidas administrativas, o penales de ser necesario, en caso de que violen la disposición.