•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una lámina de zinc y una tijera son desde la noche del pasado viernes las camas donde duermen siete de los 12 niños quienes junto a sus familias quedaron a la intemperie después del incendio que arrasó con dos casas en el marginal barrio La Quinta Nina en Managua.

“A como podemos acomodamos a cuatro de los niños más pequeños en la tijera y tres en una lámina de zinc (liso) que nos regalaron”, relata Gleysi Montiel González, integrante de unas siete familias  a quienes un incendio acontecido el pasado viernes dejó únicamente con la ropa que andaban puesta.

Gleysi Montiel explica que los niños más grandes (que pasan de cuatro años) junto con los adultos duermen en suelo, sobre unas colchonetas que también les fueron regaladas por personas generosas.

Los niños de las siete familias afectadas por el incendio, no solo están durmiendo amontonados en la tijera y la lámina de zinc, sino que también  no podrán seguir yendo a la escuela porque en el incendio también se quemaron sus uniformes y útiles escolares.

En una de las casas de la cual solo las paredes de piedra cantera quedaron en pie, vivían hacinadas seis familias y en la segunda una sola familia, revela Gleysi Montiel quien en nombre de las 20 personas que han quedado durmiendo a la intemperie piden les ayuden con víveres, ropa, frazadas y utensilios.

Bajo un toldo

Estas familias que habitan donde fue la embotelladora Pepsi dos cuadras al norte, y dos cuadras y media al este, ahora tienen por techo un toldo que les facilitó un vecino para poderse proteger en el día del inclemente sol y por la noche del sereno.

En el incendio que ocurrió la mañana del pasado viernes 13 de abril también quedó convertida en chatarra una camioneta Mitsubishi la que no pudieron sacar a la calle porque al momento del siniestro no estaba el dueño.

La familia presume que la causa del incendio fue un cortocircuito que se produjo en la entrada a uno de los cuartos que estaba en el costado derecho de la vivienda habitada por seis familias.