•  |
  •  |
  • EFE

Una fuerte lluvia que se presentó hoy al sureste de Nicaragua eliminó los últimos residuos del gran incendio que calcinó miles de hectáreas en la reserva biológica Indio Maíz, y la autoridades esperan que no haya más fuego en la zona informó la Defensa Civil.

"Por un espacio de 5 a 6 minutos llovió de manera copiosa, esperamos que esto contribuya al esfuerzo de nuestras tropas en la eliminación definitiva de los puntos de calor, no ha habido más flamas", dijo el jefe de la Defensa Civil, Rogelio Flores, en un informe público.

Nueva brigada médica atenderá salud en zona de gran incendio en Nicaragua

Aunque el fuego que afectó 5.484 hectáreas en Indio Maíz fue declarado extinto el viernes pasado, tras 10 días sin control, las Fuerzas Armadas de Nicaragua habían detectado unos menos 36 puntos de calor en los últimos tres días, que si bien no se trata fuego, pueden generarlo, según la información oficial.

Al menos 37.570 galones de agua fueron depositados en los puntos de calor entre el sábado pasado y la mañana de este lunes, por medio de descargas de helicópteros cisternas de México, El Salvador y Honduras, según la Defensa Civil.

Incendio en reserva tiene efecto colateral en fuentes de agua

Organizaciones ambientalistas creen que más de 6.000 hectáreas fueron abarcadas por el incendio, el más grande reportado hasta ahora en las selvas del sureste de Nicaragua.

Indio Maíz, con una extensión de 2.093 kilómetros cuadrados, forma parte del Corredor Biológico Mesoamericano, y es el hábitat de por lo menos 1.221 especies de aves, 159 de insectos, 65 de mamíferos, 55 de reptiles, 34 de anfibios, 26 de peces y 369 tipos de plantas, así como de 101 especies en peligro de extinción, a pesar de que el bosque no ha sido completamente estudiado.