•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Durante el año 2017, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) realizó un total de 20,408 exámenes para detectar alteraciones en la próstata, según datos oficiales de esta dependencia.

La prueba denominada antígeno prostático específico es un examen sanguíneo con el que se determina si los hombres tienen alguna alteración en la próstata. Según datos del anuario estadístico del INSS, de las 20,408 muestras analizadas el año pasado solamente 942 mostraban algún tipo de alteración. END

Dicho dato representa una disminución de 31.1% en comparación al año previo cuando en las clínicas previsionales del Seguro Social se detectaron 1,368 muestras alteradas, en un universo de 21,223 exámenes practicados según datos oficiales.

Además: Aumentan en un 81.07% los casos de malaria

Alteraciones detectadas

Los datos del INSS indican que, la mayor afectación detectada está referida a la hiperplasia prostática benigna (HPB), al haberse diagnosticado en 672 pacientes. Asimismo se registraron 107 casos de prostatitis, es decir  inflamación de la próstata, mientras que hubo otras 142 alteraciones de diversa índole y que no son especificadas en el documento oficial.

En tanto las detecciones de tumor maligno en la próstata totalizaron 21, cifra que representa una leve disminución en comparación al año 2016, cuando en las clínicas previsionales se detectaron 24 casos de tumores malignos en esta glándula, reflejan las estadísticas.

46 mil casos de afecciones respiratorias en dos semanas

El anuario refleja además que el año pasado 20 hombres fueron referidos al programa oncológico, otros 512 pacientes recibieron tratamiento médico, a otros 399 se les estaba dando seguimiento, ocho más debieron practicarle cirugías prostáticas, dos personas fueron dados de alta de los tratamientos y hubo una víctima a consecuencia de esta afectación.

Programa oncológico

Las estadísticas del INSS indican además que el año pasado un total de 160 hombres  formaba parte del Programa de Atención Integral Oncológico por afectaciones en su próstata, siete casos menos que los ingresados durante el año 2016.

OPS y OMS dicen que Nicaragua está libre del mal de chagas

Los casos de pacientes masculinos diagnosticados con tumores cancerígenos al riñón sumaron 45, mientras que las afectaciones del tipo colo-rectal totalizaron 42.

Entre los tumores que más afectaron a los hombres están los casos de afectaciones gástricas con 37 casos, linfoma no hodking con 31 casos, los tumores detectados en el hígado con 28 casos, a igual número de asegurados se les diagnosticó leucemia. 

Afectaciones en la piel y en los pulmones se diagnosticaron, 30 y  24 casos respectivamente.

Sarcoma de las partes blandas (incluyen el tejido graso y el muscular, los tendones, los vasos sanguíneos, los nervios y los tejidos) fueron 15 pacientes, mientras que los tumores en la laringe y los testículos fueron diagnosticados en 21 y 23 hombres respectivamente.

En este sentido, según datos de dicho programa, el año pasado 20 asegurados perdieron la vida a consecuencia del cáncer de próstata, la cifra únicamente fue superada por los fallecimientos que ocasionaron el cáncer de mama, el cual cobró la vida de 40 aseguradas.

Factores de riesgo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo; en 2015, ocasionó 8.8 millones de defunciones. Casi una de cada seis defunciones en el mundo se debe a esta enfermedad. Cerca del 70% de las muertes por cáncer se registra en países de ingresos medios y bajos.

En el caso concreto de Nicaragua, según cifras oficiales del Ministerio de Salud durante el año 2017 los tumores cancerígenos de próstata cobraron la vida de 199 personas, mientras que en 2016 las víctimas fueron 233; en ambos años esta enfermedad ocupó el cuarto lugar en el Mapa Nacional de Padecimientos de la Salud.

De acuerdo con la OMS, el consumo de tabaco y de alcohol, la mala alimentación y la inactividad física son los principales factores de riesgo de cáncer en el mundo, y lo son también para otras enfermedades no transmisibles como la diabetes e hipertensión arterial.

Pero ¿cómo se puede reducir los riesgos? El organismo mundial menciona que entre el 30 y el 50% de los cánceres se pueden evitar. Para ello, es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas de base científica. La prevención abarca también la detección precoz de la enfermedad y el tratamiento de los pacientes.

“Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente, las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes”, indica el sitio web de la OMS.

Reducir la exposición a la radiación ultravioleta; a la radiación ionizante (por motivos profesionales o durante la realización de pruebas de diagnóstico por la imagen), así como vacunarse contra el virus del papiloma humano y contra el virus de la hepatitis B podría prevenir un millón de casos de cáncer cada año a nivel mundial.