•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las empresas aportarán a partir de julio 2018 dos puntos porcentuales más a su cuota de cotización al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), alcanzando una tasa de 21% entre julio y diciembre de este año, pero en 2020 llegará a 22.50%, es decir 3.5 puntos porcentuales más debido a tres ajustes que se realizarán paulatinamente.

Estas medidas fueron anunciadas ayer por el presidente ejecutivo del INSS, Roberto López, sin ningún consenso con el sector empresarial, con el fin de superar el déficit financiero de la institución que en 2017 sumó C$2,371.8 millones. Esta insuficiencia es 50% mayor que en 2016 cuando registró C$1,579.20 millones.END

El Consejo Directivo del INSS descartó el aumento de la edad de jubilación y la cantidad de semanas de cotizaciones exigidas para la jubilación, sugeridas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), para resolver el problema.

INSS ordena ajustar cotizaciones sin consenso con el Cosep

El porcentaje que aportan los asegurados del régimen integral aumentará de 6.25% a 7%, por un ajuste en la rama de pensiones de invalidez, vejez y muerte (IVM), que según el comunicado leído por López, pasarán de 4% a 4.75% en 2020.

El Estado aumentará su contribución a la Seguridad Social a 1.25% (antes era de 0.25), en la rama de enfermedad y maternidad. 

Por ejemplo, si un trabajador del sector industrial devenga en julio de 2018 un salario de C$5,615.8, aportará al INSS C$333.6. Pero, en el 2020 su contribución será de C$393.1. Por ese mismo salario, el empleador pasará de aportar C$1,014.3 (actual) a C$1,263.5 en 2020.

Principios que deberían guiar las reformas del INSS y Tributarias

En total, la variación del aporte de los empleadores, trabajadores y Estado con esta reforma será de 5.25%, en el 2020. En ese año la contribución al INSS de los tres sectores, será de 30.75%, es decir 5.25 puntos porcentuales más, ya que a la fecha aportan 25.50%.

Estas medidas, según el comunicado del gobierno, fueron basadas en “estudios que indican la necesidad de mejorar el balance financiero del sistema de pensiones del INSS”, pero no incluyeron la posición del sector privado.

Quitarán 5% a pensiones

El INSS también decidió crear un aporte de los pensionados y eliminar el salario máximo de los cotizantes.

López informó que el Consejo Directivo del INSS aprobó reformar los artículos 11, 16, 26, 27, 29, 85, 86 y 96 del Reglamento de la Ley de Seguridad Social. Dijo que la razón por la que no se logró un acuerdo con la empresa privada, es que esta pedía que se negociara la reforma fiscal y la del Seguro Social al mismo tiempo.

Otra de las reformas anunciadas es la eliminación del salario máximo cotizable. Los cambios de 2013 fijaban que el salario máximo cotizable era de C$72,410. Luego, a partir de 2016 el INSS lo ajustó de acuerdo con el salario promedio de los asegurados.

“A partir del 1 de julio de 2018 no existirá límite máximo para la remuneración objeto de cotización”, señala la reforma. También indica que el salario mínimo objeto de cotización no podrá ser inferior al establecido para la actividad económica del empleador.

El porte del Estado para el seguro facultativo integral será 1.25%.

Los usuarios del régimen del seguro facultativo integral, que incluye atención médica y pensión, contribuirán más al INSS debido a que la reforma orienta pasar de 18.25% a 22.25%, mientras que en el régimen seguro facultativo de IVM (invalidez, vejez y muerte) pasará de 10% a 14%. El porte del Estado para el seguro facultativo integral será 1.25%.

Además, el INSS, en la reforma al artículo 86, orienta que los pensionados por vejez, invalidez e incapacidad aportarán mensualmente el 5% de sus pensiones para la rama de enfermedad y maternidad. “El aporte será descontado por el INSS al momento del pago de la pensión”, reza el documento.

El Nuevo Diario intentó conocer la opinión de representantes del sector privado, sobre la resolución del INSS, pero dijeron que este martes por la mañana el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), en pleno, expondrá la posición de los empresarios.

El INSS también decidió crear un aporte de los pensionados y eliminar el salario máximo de los cotizantes.

Aporte patronal

 Los empresarios de Nicaragua tienen el aporte a la seguridad social más alto en Centroamérica. La tasa de cotización de los empleadores nicaragüenses ha sido hasta hoy de 19%, la más alta de esta región. Le siguen la de Costa Rica con 14.33%; la de Guatemala con 12.67% y la de Panamá con 11.75%. Las más bajas son las de El Salvador y Honduras, con 7.75% y 3.5% respectivamente.

Con la reforma anunciada este lunes, a partir del 1 de julio próximo los empresarios nicaragüenses seguirán siendo los mayores aportantes al Seguro Social, en relación con el resto de países de Centroamérica, con el 21%.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus