•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los pronósticos del tiempo indican que es posible que las altas temperaturas permanezcan hasta el final de abril, aseguró el meteorólogo del Centro Humboldt, Agustín Moreira. 

Además, explicó que el país está en su período más seco, con pocas probabilidades de lluvia. 

Advirtió que las temperaturas más altas se registran en noroccidente. “La temperatura en León y Chinandega es de 38 a 39 grados centígrados, pero la  sensación térmica es de 40 a 41 grados”, indicó.

En Managua, Masaya y Granada las temperaturas máximas serán de 36 a 38 grados, con una sensación térmica de 38 a 39, sostuvo Moreira. 

“Hay un golpe de calor fuerte, hay mucha radiación debido a que tenemos presencia de altas presiones sobre el Pacífico. Es posible que haya pequeñas brisas, pero la tendencia es que haga calor”, aseguró el experto.

Advirtió que la sensación térmica también será fuerte en las noches. “Las altas temperaturas se mantendrán al menos hasta finales de este mes”, aseguró Moreira. 

En el centro de Nicaragua, las temperaturas estarán entre 25 y 31 grados. En tanto en el sector de San Carlos, Río San Juan, será de 29 a 30 grados, precisó. 

En cambio, en Estelí, Matagalpa y Jinotega están las mayores probabilidades de precipitación, con más del 60% de probabilidad, sostuvo el experto. 

Posibles brisas

Moreira afirmó que existe la posibilidad de que ocurran pequeñas brisas en Managua, ya que la probabilidad de lluvia es apenas del 30%. 

El experto aseguró que la próxima semana es posible que exista la influencia de un frente frío que causará algunas lluvias, pero no significa que el invierno iniciará temprano.

Aunque todavía no hay un pronóstico oficial de cuándo comenzará el invierno este año, a nivel regional se pronostica que la temporada de huracanes en el Atlántico tendrá este año una actividad “un poco por debajo” del promedio histórico, al contar con 14 tormentas, de las cuales siete serán huracanes y tres de ellas de categoría mayor, según el pronóstico anual divulgado a inicios de abril por la Universidad Estatal de Colorado (CSU).