•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, aseguró que el sector privado apelará por la vía legal la decisión del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) de aumentar los aportes de las empresas, asegurados y pensionados para resolver la crisis financiera que enfrenta esa entidad estatal.

 AmCham expresa extrema preocupación por reformas al INSS

“El Gobierno tomó la decisión de imponer estas medidas sin tomar en cuenta el modelo de diálogo y consenso”, lamentó Aguerri, en conferencia de prensa, respaldado por los presidentes de las cámaras y asociaciones que integran el Cosep.

“Desde ese punto de vista, nosotros vamos a tomar el camino que nos da el sistema legal. Vamos a recurrir contra esta resolución del INSS. En su momento, vamos a dar a conocer de qué forma lo vamos a hacer”, dijo Aguerri a los periodistas, cuando fue consultado después de leer el comunicado de los empresarios.

 INSS sube cotizaciones sin consenso

Las reformas

El lunes, el presidente ejecutivo del INSS, Roberto López, informó que las empresas aportarán a partir de julio de 2018 dos puntos porcentuales más a la cuota de cotización del INSS, manteniendo una cuota de 21% hasta diciembre próximo. Luego, la cuota ascenderá en enero de 2019 y 2020 llegará a 22.5%. Significa que en estos tres años se le aplicará a las empresas un incremento de 3.5 puntos porcentuales.

Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri. Foto: Óscar Sánchez/END.

El INSS descartó aumentar la edad de jubilación y la cantidad de semanas cotizadas, una medida planteada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En el caso de los trabajadores del régimen integral, su cuota subirá de 6.25% a 7%, por un ajuste en la rama de pensiones de invalidez, vejez y muerte (IVM), que según el comunicado del INSS, pasará de 4% a 4.75% en 2020.

 Reformas al INSS ¿Cómo cambian las deducciones laborales?

El Estado aumentará su contribución a la Seguridad Social a 1.25% (antes era de 0.25%), en la rama de enfermedad y maternidad. Las medidas incluyen una deducción de 5% a las pensiones de los jubilados, como aporte de estos para la rama de enfermedad y maternidad.

Orden recaudatoria

Aguerri dijo que las “medidas son de orden recaudatorio”, y explicó que, según cálculos del Cosep, con las medidas tomadas por el Consejo Directivo del INSS en 2019 se habrán extraído unos C$7,500 millones de la economía del país, es decir, 1.7% del PIB.

El Estado aumentará su contribución a la Seguridad Social a 1.25% (antes era de 0.25%), en la rama de enfermedad y maternidad. Foto: Óscar Sánchez/END.

Al ser consultado sobre si las medidas adoptadas por el Gobierno permitirán al INSS salir de la crisis financiera que tiene, la cual se expresa en un déficit superior a los C$2,300 millones, Aguerri afirmó que es una solución de corto plazo y dentro de cinco años “vamos a estar enfrentando el mismo problema”.

Si no se caen los ingresos, esta decisión del INSS en los próximos cinco años va a cubrir el déficit y probablemente aumentará sus reservas en no menos de US$300 millones, explicó Aguerri, pero se estima que el faltante del Seguro Social será mayor a los C$3,000 millones en 2019 y de C$7,500 millones en 2022. Por eso, con las medidas adoptadas se llegará a cubrir hasta por lo menos el 2025.

 Principios que deberían guiar las reformas del INSS y Tributarias

“Con estas medidas se le está sacando a la economía ingresos que están por encima de lo necesario para cubrir el déficit del 2019, 2020, 2021 y 2022, inclusive, y va a haber un aumento de reservas”, explicó el líder del sector empresarial. 

Sin embargo, las empresas no tienen la capacidad para sustentar estos ajustes de forma periódica porque el 80% son pequeñas y medianas (pymes).

Sin consenso

En un pronunciamiento, que el Cosep tituló “INSS rompe modelo de diálogo y consenso”, la dirigencia empresarial del país expresó que desde el 2013 el sector privado ha hecho propuestas sobre el tipo de modelo de seguridad social que el país necesita.

El Cosep propuso al Gobierno medidas paliativas a largo plazo, entre ellas, reducir gastos administrativos en el INSS, destinar el 50% de la cuota patronal del Instituto Nacional Tecnológico (Inatec) al INSS y valorar la posibilidad de aumentar la edad de jubilación, pero no llegaron a consenso.

El pronunciamiento de los empresarios afirma que en el 2014 expusieron al Gobierno que el INSS enfrenta tres problemas estructurales: la informalidad, el elevado nivel de subempleo y la baja productividad laboral.

Asimismo, el empresariado señaló que “cualquier intento de asegurar su viabilidad que no tomara en cuenta la solución gradual de estos tres problemas, constituiría una solución temporal que obligaría a nuevas revisiones en el mediano plazo, situación que hoy estamos viviendo con estas medidas”.

Pensión reducida

Aguerri recordó que en el 2015 el Cosep no respaldó la Ley de Pensión Reducida y el Decreto Ejecutivo, que aumentó los montos de las pensiones de vejez reducida, porque era una decisión que “iba en dirección contraria al esfuerzo para garantizar estabilidad financiera al INSS”.

El INSS descartó aumentar la edad de jubilación y la cantidad de semanas cotizadas, una medida planteada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según el Cosep, en aquel momento se hablaba de 8,000 personas que tendrían pensiones reducidas, pero en la actualidad hay 51,000. Solo en ese sector, el INSS desembolsó en el 2017 C$1,659 millones, es decir, un 70% del déficit del INSS.

La cúpula empresarial insistió en que propusieron al Gobierno un listado de medidas que permitirían mejorar la sostenibilidad financiera del INSS a largo plazo, sin afectar la competitividad del país, el empleo, el crecimiento económico y la atracción de inversiones.

“La decisión adoptada por el Consejo Directivo del INSS no responde a una estrategia para garantizar el crecimiento sostenido del país, la generación de empleos, el incentivo a la formalidad para incrementar la base de cotizantes, las decisiones de inversión actuales y futuras, y nos harían perder competitividad inmediata en la región, ya que el pasivo laboral de Nicaragua para enero de 2020 se incrementará hasta 52.5%, alcanzando a mediados de este año el porcentaje más alto de Centroamérica, todo lo cual genera incertidumbre sobre las expectativas de crecimiento futuro del país”, subrayó el Cosep en su comunicado.

“Reformas estimularán el desempleo”

José Denis Cruz 

Manuel Israel Ruiz, especialista en Seguridad Social, sostiene que las reformas anunciadas por el INSS no resuelven los problemas de fondo de la institución. Por el contrario, incentivan el desempleo e informalidad.

“Una reforma a la Seguridad Social requiere mucha meditación, mucha reflexión y no se hace de la noche a la mañana. Es imposible que una reforma se haga de manera vertical y en horas, eso no tiene buen destino. No hay una justificación para hacer una reforma a la carrera”, considera el experto en Seguridad Social, Manuel Israel Ruiz, al ser consultado por EL NUEVO DIARIO sobre las recientes medidas que anunció el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Manuel Israel Ruiz.

A criterio del especialista, la crisis del INSS es financiera, jurídica y de gestión, y las reformas anunciadas van a “generar  o estimular el desempleo, sobre todo, en las pequeñas empresas”. Ruiz agrega que el aumento en las tasas de cotización de las empresas haría al país poco atractivo para la inversión extranjera, y haría más costosos los productos y servicios.

¿Cuál es el impacto de estas reformas anunciadas por el INSS?

Los impactos son de varias naturalezas. Por ejemplo, en las empresas es en sus costos de operación. El aumento significa que cualquier empresa que preste un servicio o venda un producto va a ver encarecido el costo, por lo tanto si yo compro un periódico en 10 córdobas, puede ser que se suba a 12 córdobas, porque la tasa de cotización es parte de eso. Si hago pan, ese costo que me aplica el INSS lo traslado a la producción, y así sucesivamente cada empresa meterá en sus costos la tasa de cotización. El impacto es en toda la sociedad, es decir, que se pagará más por cada servicio o producto.

¿Es un hecho que estimulará el desempleo?

Las reformas van a generar o estimular el desempleo, sobre todo, en las pequeñas empresas, o podría surgir la política de congelamiento de nuevas plazas, porque la planilla de salarios se verá incrementada en un 3.5% más a cargo de los empleadores, lo que podría estimular a que haya más informalidad. El otro aspecto es que las medidas impactan en la clase trabajadora, porque usted como trabajador paga en este momento 6.25%. Para su pensión (rama de Invalidez, Vejez y Muerte) paga el 4% y ahora pagará 4.75, de manera que en vez de 6.25% pasará a 7%. Pero hay tres aspectos que quiero subrayar, sobre los artículos 86 y 26.

¿Qué aspectos?

El artículo 26 se refiere al seguro facultativo, donde si usted en este momento, sobre la base de C$10,000 y está en la rama de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), paga  C$1,000 porque es el 10%. A partir del 1 de julio en vez de pagar C$1,000 pagaría C$1,400 porque le aportaría 14% al INSS. De tal manera que usted ve impactado su patrimonio. Y si usted está pagando el seguro facultativo integral, está pagando C$1,800 (siempre con la base de C$10,000) porque paga el 18.25%, sin embargo ahora pagará el 22.25%, es decir, 4.25 puntos más: C$2,225. Esto podría desincentivar que las personas se afilien a este régimen… La medida afectará a más 140,000 asegurados que están en el seguro facultativo. Unos están en el integral que son como 77,000 y otros en el de IVM que son como 81,000. Podría desincentivar porque una persona que gana C$60,000 y paga C$6,000 (al pagar el 10%) pasará a aportar C$8,400, es decir, C$2,400 más, de manera que pueden verse afectados o deciden tramitar su pensión si ya tienen edad.

Y sobre el artículo 85, ¿cuál es su punto de vista?

Ese está referido al cálculo de las pensiones y es nuevo. Por ejemplo, si gana C$10,000 le calculaban la pensión de la siguiente manera: por las 150 semanas le daban el 45% de C$10,000, ahora le van a dar el 30%, ahí ya perdió 15 puntos. Sobre el exceso de las 600 semanas, antes le daban el 1.15, por lo tanto usted se iban con el 57.65% de 10,000. Si usted tiene un salario de 10,000 y se pensiona ahorita le dan el 57.65% del salario, más el 15% de asignación familiar para su esposa. Ahora, con el artículo reformado, en vez de 57.65% le darán 43%, ya que la asignación familiar baja a 13.5%. Es una situación muy grave.

Se rebaja a 70% el cálculo de las pensiones.

Antes, si yo ganaban C$30,000 me iba con el 80% más asignaciones, pero ahora me bajaron 10 puntos y me voy con 70%. Para llegar al 70% necesito cotizar 37 años. Los más afectados son los que ganaban poquito, porque antes daban de base 40%, pero ahora es 30% de base, de manera que están afectados por la pensión directa, y por las asignaciones familiares, y por el techo que no puede pasar de 70%. Esta reforma también golpea a los pensionados, porque tendrán que dejar dinero al INSS. El Artículo 86 vigente  dice que los pensionados de invalidez, vejez y discapacidad que tengan una incapacidad, que les imposibilite su economía, y que necesiten de otras personas que los asista, le darán una ayuda asistencial del 20%, con la condición que ese porcentaje no sea inferior al 50% del salario de la industria manufacturera.

¿Qué significa eso?

Si usted tiene una pensión de C$20,000, le dan una ayuda del 20%, es decir, C$4,000 más, pero eso con la reforma desaparece del artículo 86, lo borran y lo sustituyen por ese 86 nuevo que dice que los pensionados de vejez, invalidez e incapacidad van a pagar el 5% de su pensión. O sea, que si una persona tiene una pensión de C$6,000, va a pagar C$300 mensual, y por 12 meses son C$3,600. Si usted tiene 1,500 dólares, le van a deducir 75 dólares mensual, que multiplicado por 12 meses le dará 900 dólares. Van a salir afectados los pensionados que, a hoy, dice la Ley 160, les conceden beneficios adicionales.

El jubilado tiene derecho a la asistencia médica sin que le deduzcan cuota de sus pensiones, por lo tanto el Consejo Directivo del INSS no tiene facultad para reglamentar asuntos que están en la Ley. Esto le corresponde a la Asamblea Nacional. El INSS anunció en el artículo 96 como beneficio, entre comillas, que se actualizarán las pensiones cada noviembre, es decir, que se aplicará el mantenimiento de valor. 

El Artículo 96 dice que me darán el 5% de deslizamiento de la moneda, vigente desde 2006. El INSS dice, te doy el 5% de deslizamiento de la moneda, pero te quito el 5% de la pensión, entonces, ¿qué me están dando? No están dando nada, por lo tanto mi pensión queda congelada y nos estarían sometiendo a ir a la pobreza porque no vamos a tener poder de compra.

¿Realmente esta reforma es la que el INSS necesitaba?

No, es una reforma que no se hizo como se hacen en otras partes del mundo.