•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con un zumbatón para llamar la atención sobre el derecho a una educación de calidad, un grupo de organizaciones de la sociedad civil dieron ayer por inaugurada la campaña “Asumamos el compromiso, ¡educación ahora!”, que forma parte de la celebración de la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME) 2018.

Decenas de personas, en su mayoría jóvenes estudiantes de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC) y niños, bailaron en el Polideportivo España por la educación, para que se mejore la inclusión, la equidad y la calidad educativa en el sistema público.

“39 organizaciones que conforman la Campaña Mundial por la Educación nos estamos reuniendo para hacer el lanzamiento de las actividades de la SAME, estamos acá apoyando la educación inclusiva y de calidad a todos los niveles”, expresó Jorge Mendoza, presidente ejecutivo del Foro de Educación y Desarrollo Humano. 

“A partir de estos espacios no tradicionales, a través de la música, los chavalos van promoviendo mensajes sociales como el de la educación. Creemos que solamente con educación es posible el desarrollo humano, el crecimiento económico, la inversión extranjera, la reducción de la pobreza en el país”, comentó Adrián Uriarte, decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UCC. 

La SAME fomenta la movilización y participación activa de la sociedad civil alrededor de 124 países que durante una semana se organizan y realizan diferentes acciones que buscan garantizar el derecho a la educación. 

Este año se celebrará del 23 al 29 de abril, pero se extenderá hasta el 12 de mayo con la realización de diferentes acciones lúdicas, formativas y de divulgación en Managua, Chinandega, Estelí, Jinotega y Matagalpa. 

Retos

Mendoza señaló que las demandas más importantes que la sociedad civil realiza para la educación son el aumento del presupuesto asignado anualmente a este sector y la formación y reconocimiento monetario de los maestros. “Los 54 mil maestros que tiene este país necesitan estar adecuadamente formados, altamente motivados y justamente remunerados”, apuntó el experto. 

Además, señaló que es necesario “mejorar en la educación técnica, en la educación inclusiva y la educación inicial”. Y de hecho, reveló que Nicaragua recibió en marzo pasado un financiamiento para trabajar estos temas por parte de la Alianza Mundial por la Educación. 

“En la Conferencia Mundial de Reabastecimiento de Dakar se logró conseguir US$55 millones para Nicaragua, para mejorar infraestructura y programas educativos sustantivos de la educación nacional, los cuales van a ser asignados entre el 2018 y el 2020”, explicó Mendoza, quien asistió al evento realizado en Senegal. 

Añadió que la propuesta del Estado nicaragüense fue utilizar esta donación en proyectos de mejoramiento de infraestructura, mayor incorporación de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en las aulas y más inversión en educación técnica e inicial. 

“Comenzamos el 2018 conociendo el compromiso del Gobierno nicaragüense para mejorar la educación nacional”, mencionó Mendoza, agregando que las organizaciones de la sociedad civil insisten en que la inversión en educación debe ser “más y mejor, pero no solamente se trata de tener más recursos, sino que los recursos que tenemos sean utilizados de buena manera”.