•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El gobierno de Nicaragua manifestó hoy que las protestas por las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), responden a “una manipulación política” de “minúsculos grupos belicosos”.

La vicepresidenta del país, Rosario Murillo, declaró que estas manifestaciones buscan desestabilizar a Nicaragua y afectar los procesos de diálogo.

Desde ayer han ocurrido protestas en varios puntos de Nicaragua en contra de las reformas al INSS, que aumentan las cotizaciones y aplican el 5% a las pensiones, para atender los servicios por enfermedades y maternidad.

Varias personas han resultado heridas en estas protestas.

Los antimotines, hoy, durante las protestas. Alejandro Sánchez/END

“Los nicaragüenses no queremos un país depravado y degradado por la violencia”, expresó Murillo.

Las reformas al INSS, según el gobierno, buscan garantizar la estabilidad financiera.

El INSS cerró el año pasado con un déficit superior a los dos mil millones de córdobas, precisan informes oficiales.