•  |
  •  |
  • EFE

La Pastoral Juvenil católica de la diócesis de la ciudad de León exigió hoy "paz", ante los brotes de violencia surgidos por nuevas medidas en la seguridad social de Nicaragua, y que han dejado una cantidad no cuantificada de heridos, incluso periodistas, durante protestas contra el Gobierno local.

"Pedimos y exigimos la paz, y que se respeten los derechos que como ciudadanos se nos ha conferido", manifestó la Pastoral Juvenil en un comunicado.

Gobierno de Nicaragua critica protestas contra reformas al INSS

La Pastoral Juvenil también mostró su "solidaridad con los jóvenes universitarios agredidos en León (noroeste) y Managua, debido a los recientes sucesos de violencia", agregó.

Brotes de violencia fueron reportados también en las ciudades de Masaya (Pacífico) y Estelí (norte).

Desde la tarde de ayer grupos de encapuchados y de motociclistas agredieron a periodistas y a diversas manifestaciones, que iniciaron de forma pacífica, en contra de las reformas al Reglamento de Ley de Seguridad Social, que aumenta la cuota patronal y laboral, además de establecer cotización perpetua, y entró en vigor hoy en Nicaragua.

Cruz Roja despliega ambulancias para atender lesionados en manifestaciones por el INSS

Las nuevas medidas de seguridad social establecen que el pago que realizan los trabajadores al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), pasa de 6,25 a 7 % a partir del 1 de julio próximo.

Las medidas han sido criticadas por todos los sectores económicos, tanto empresariales como expertos, quienes afirman que las mismas, lejos de evitar la quiebra del INSS, traerán desempleo e informalidad

Desde esa misma fecha la cuota de la patronal pasó del 19 al 21 %, y 1 punto porcentual más a partir del 1 de enero de 2019 y 0,5 puntos porcentuales a partir de 2020, hasta alcanzar un 22,5 %.

Adicionalmente se estableció la cotización perpetua, ya que los jubilados aportarán un 5 % de la pensión en concepto de cobertura de enfermedades, pero además recibirán, sobre la cuantía de su pensión, asignaciones familiares equivalentes al 13,5 % por la esposa o esposo inválido (era 15 %) y 9 % por cada hijo menor de 15 años o ascendientes a su cargo mayores de 60 años (era 10 %).

Estudiantes de UNI y Upoli protestan por reformas al INSS

Las reformas también eliminan el salario máximo para cotizar, que hasta ahora es de 88.005,78 córdobas (unos 2.818 dólares), pero a partir del 1 de julio si un trabajador devenga más que ese sueldo, su cotización será de 7 % en base a su salario bruto.

Desde esa misma fecha la cuota de la patronal pasó del 19 al 21 %, y 1 punto porcentual más a partir del 1 de enero de 2019 y 0,5 puntos porcentuales a partir de 2020, hasta alcanzar un 22,5 %.

Las medidas han sido criticadas por todos los sectores económicos, tanto empresariales como expertos, quienes afirman que las mismas, lejos de evitar la quiebra del INSS, traerán desempleo e informalidad, a la vez que disminuirá el consumo, la competitividad y el clima de negocios.