• |
  • |
  • END

Con el objetivo de incidir en el cambio del currículo escolar del próximo año, la Asociación Pro-Bienestar de la Familia Nicaragüense, Profamilia, presentó un estudio realizado por esta institución para conocer las perspectivas de los nicaragüenses en relación con la educación integral de la sexualidad en los colegios.

En dicho estudio se mostraron los desafíos correspondientes a la salud sexual reproductiva en Nicaragua, tales como, prevalencia y tendencia en el uso de anticonceptivos, tasa de fecundidad, así como aspectos relevantes de la mortalidad materna.

Entre los resultados más relevantes, se encontró que en la comunidad educativa de los centros de estudios públicos y privados existe una alta disposición hacia el tema, y encuentran una gran necesidad de la educación sexual de forma integral, pero respondiendo a distintos intereses. También destaca el hecho que el 70% de estudiantes de cuarto año de secundaria aún no han iniciado su vida sexual.

“Aunque tanto padres, hijos y maestros demostraron un gran interés en saber lo más posible sobre el tema, notamos una gran contradicción en los enfoques, ya que los muchachos quieren conocer al respecto para desarrollar más sus conocimientos y ejercer sus prácticas sexuales con responsabilidad, en cambio los padres y maestros tratan que sea un enfoque prohibitivo y que oriente a posponer la vida sexual”, indicó el doctor Freddy Solís, Director de Alva, consultora encargada de realizar el estudio.

En colegios públicos comienzan primero

En cuanto a los indicativos sobre la proporción de estudiantes que han iniciado su vida sexual por tipo de escuela, tenemos que del total de jóvenes consultados, el 24% corresponde a colegios privados, mientras que un 28% a alumnos de centros públicos.

Otros datos arrojaron que hay un 27% de estudiantes de secundaria que ya ha empezado su vida sexual. De este porcentaje el 65% está utilizando un método anticonceptivo en sus relaciones. Pero otro indicativo importante es que casi el 60% de muchachas refirieron que después de haber sostenido su primer encuentro sexual, hubieran preferido posponerlo, manifestando de esta forma un alto índice de arrepentimiento.

A pesar de que este último dato demuestra una alta tendencia de posponer el inicio de las primeras experiencias sexuales, sigue siendo un problema a nivel nacional, para lo que es necesario realizar un trabajo en conjunto entre padres, educadores y alumnos.

La propuesta planteada después de haber analizado los resultados de la investigación, es que se debe iniciar a lo inmediato una educación sexual con responsabilidad en los estudiantes de secundaria, donde participe toda la comunidad educativa, promovida por el Ministerio de Educación, Mined.