• |
  • |
  • END

MATAGALPA

El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, busca ponerle fin a la contaminación que hace la quesera de la Empresa Lácteos Modelos sobre las aguas del río Blanco y de la quebrada conocida como Caño Sucio.

Después de la denuncia que los pobladores realizaran para que las autoridades ambientales buscaran la manera de frenar esta contaminación, el Marena se movilizó a la zona del municipio de Río Blanco para comprobar la denuncia.

El ingeniero Abdul Montoya, delegado departamental del Marena, se trasladó hasta las instalaciones de la empresa, y comprobó en el terreno el grado de contaminación, por lo que orientó al administrador de la quesera, Oscar Sánchez Guillén, las medidas que deberán tomar a lo inmediato para no seguir contaminando el río.

Remedios urgentes

Entre las medidas a realizar a lo inmediato se cuenta un programa de gestión ambiental donde la compañía debe describir el sistema de tratamiento. “Esto es urgente porque hay una contaminación tremenda y no puede pasarse mucho tiempo, por lo que tienen un tiempo máximo de 45 días, orientaciones que tienen que ser cumplidas”, señaló el delegado del Marena.

Agregó que tienen que realizar tres tipos de tratamientos: uno dirigido al salitre o suero, otro para las aguas negras y otro para las aguas grises. “El salitre es el que más está afectando las aguas del río”, aseguró Montoya, quien amenazó con aplicar la ley si la compañía no procede.

El delegado del Marena finalizó señalando que en ningún momento la delegación bajo su cargo ha manifestado el cierre de la quesera, ya que no es esa la función del Marena. “Las empresas se cierran solas cuando no cumplen con lo que se les manda, lo que nosotros hacemos es recomendar una salida al problema”, explicó.

Las justificaciones

El administrador trató de justificar asegurando que el río ya estaba contaminado por los desechos que son arrojados por la población. Agregó también que esa quesera era la única que estaba apoyando el acopio de leche en la zona, favoreciendo la producción de leche.

Esto fue apoyado por los productores, quienes dijeron que queseras de Paiwas también están contaminando. Ante esto, Marena-Matagalpa anunció que las inspeccionarán y que irán a las de Waslala y también a las de Mulukukú.

Sánchez señaló sentirse satisfecho porque no hay plan de cierre y anunció que de inmediato comenzarían a construir las pilas de oxidación. “Estarán listas en un mes”, dijo, al admitir también que repararán posibles daños en las tuberías de desagüe de la planta.