•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los familiares de dos muertos anoche durante las protestas por las reformas al INSS, han llegado esta mañana al Instituto de Medicina Legal (IML), en Managua, a retirar los cuerpos.

Los primeros en llegar son los parientes del subinspector Jilton Manzanares, quien tenía 33 años y murió a balazos en la Universidad Politécnica (Upoli), durante un enfrentamiento.

Los familiares llegaron en una camioneta de la Policía Nacional y no brindaron declaraciones.

Manzanares tenía 13 años de servicio policial y un hermano y un tío también pertenecen a la institución.

 

Los familiares del oficial Jilton Manzanares, al legar al Instituto de Medicina Legal. Ernesto García/END- Los familiares del oficial Jilton Manzanares, al legar al Instituto de Medicina Legal. Ernesto García/END -

El subinspector dejó a tres hijos en la orfandad y hace dos años su padre había muerto.

Luego, hasta el IML se presentaron los parientes de Darwin Urbina, un joven que murió cerca de la Upoli.

Grethel Urbina Laguna, hermana de Darwin, exigió una investigación por lo sucedido.

Urbina explicó que su hermano había salido de su puesto de trabajo e iba a visitar a su mamá, cuando sufrió un ataque cerca de la Upoli.

"Es un gran dolor para su madre y para todos nosotros... él no era ningún delincuente, ningún perro, cómo lo mataron", dijo Urbina.

Darwin Urbina vivía en el barrio La Fuente e iba a visitar a su mamá en Las Américas 1, cerca de la Upoli.

Cuando bajó del bus e iba caminando es que lo atacaron, hasta quitarle la vida.

"Aquí no hay justicia, a mi hermano lo mataron como un perro y ¿quiénes son los culpables? Yo pido justicia", demandó Grethel Urbina.

 

Grethel Urbina, hermana de un hombre que murió ayer cerca dela Upoli, donde había una protesta por el INSS. Ernesto García/END- Grethel Urbina, hermana de un hombre que murió ayer cerca dela Upoli, donde había una protesta por el INSS. Ernesto García/END -

Autoridades del IML les explicaron que el cuerpo lo entregarán a la 11 am.

El tercer muerto anoche en las protestas es Richard Pavón, un simpatizante sandinista que recibió balazos cuando estaba cerca de la Alcaldía de Tipitapa, de acuerdo con la versión oficial.

Las protestas por las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), comenzaron la tarde del miércoles y ayer se extendieron a varios puntos de Nicaragua, dejando decenas de heridos.

Las manifestaciones se dan porque se aumenta el porcentaje a las cotizaciones y se dimsinuye el porcentaje que recibirán los pensionados en relación con su salario.

Además, a quienes ya reciben pensiones se les deducirá el 5%, para utilizarlo en las atenciones a enfermedades y maternidad.

En contraste, el gobierno ha dicho que las reformas eran necesarias para garantizar la estabilidad financiera del INSS, que el año pasado cerró con un déficit superior a los 2,300 millones de córdobas.

En ese sentido, el gobierno defiende que la reforma al INSS no cambia la edad de jubilación (60 años) ni las semanas de cotización (750), además de que mantienen la pensión reducida, para quienes no lograron efectuar las 750 cotizaciones.

Anoche, la vicepresidente de Nicaragua, Rosario Murillo, criticó las protestas, diciendo que eran dirigidas por grupos que buscan desestabilizar al país.

También ordenó investigar las tres muertes confirmadas y los casos de divulgación de falsos fallecidos.

Esta mañana, ya se han registrado manifestacoines en contra de las reformas al INSS en la carretera a Masaya, las Colinas, y algunas universidades, sin que hubiese choques de consideración con los antimotines.

Los estudiantes se organizan para garantizar agua y cubrir otras necesidades de cara a una tercera jornada de manifestaciones.