•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los estudiantes que desde esta mañana estaban reconcentraron en las afueras de la Catedral Metropolitana de Managua, así como las personas que les respaldan, sufrieron heridas por balas de goma, denunciaron esta tarde.

“Los jóvenes hablaron conmigo y con otros padres (sacerdotes). Las puertas estaban abiertas y ellos entraron, en un primer momento estaban afuera, en el atrio, allí comenzaron ellos a recibir los víveres pacíficamente, luego entraron a la Catedral porque se vieron amenazados por otros muchachos y la Policía que los está atacando, es triste, es lamentable esta situación”, dijo el padre Luis Alberto Herrera Jarquín, rector de la Catedral.

"El Cardenal Leopoldo Brenes orientó que no podemos cerrarles la puerta y hay que acogerles", agregó el presbítero.

“Abrimos el templo normal porque íbamos a dar misa, pero cuando vimos a jóvenes que pidieron entrar a la Catedral, en ese momento no les íbamos a cerrar las puertas. La población ha sido increíble, se ha desbordado y viene a dejarle víveres y suministros de salud para los heridos. La gente ha venido de una manera espontánea”, recalcó el Padre Herrera.

Además, estudiantes de medicina de distintas universidades atienden dentro de la Catedral a los jóvenes heridos por balas de goma disparadas por las fuerzas antimotines.

Otro de los heridos en la catedral. Melvin Vargas/END

Se pudo observar que los jóvenes son trasladados en vehículos particulares.

A la Catedral continúan llegando víveres como vinagre y bicarbonato, los cuales son usados para contrarrestar los efectos de los gases de las bombas lacrimógenas lanzadas por los antimotines.

Las protestas contra las reformas al INSS, que aumentan las cotizaciones, han dejado al menos tres muertos y decenas de heridos.