•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El tercer día de protestas contra el INSS en Nicaragua ha dejado dos muertos más, sumando cinco desde que comenzaron las manifestaciones, el miércoles.

Además, en varios puntos del país las personas se mantienen en las calles y algunas han sufrido heridas de gravedad, como uno que en Masaya recibió un balazo en la cabeza.

Una persona en la Upoli y otra en la UNI murieron hoy a balazos, en el marco de las protestas contra el INSS.

De ellos, se ha logrado identificar al adolescente Álvaro Manuel Conrado Dávila, quien estudiaba en el colegio Loyola, en Managua.

En estos momentos una masa de personas se moviliza en la carretera a Masaya, desde la rotonda Jean Paul Genie hacia la UNI, para respaldar a los estudiantes que se han enfrentado a los antimotines.

Además, se informa que en la catedral de Managua intentan ingresar personas para atacar a quienes se oponen a las reformas al INSS, quienes se han atrincherado allí para recolectar víveres.

En la catedral han suspendido el servicio de luz, según informaron las personas que están en el lugar.

Balazo en la cabeza en Masaya

El joven Javier López, de 24 años de edad, recibió hoy en Masaya un disparo en la cabeza, por parte de la Policía Nacional, de acuerdo con versoines preliminares.

Amigos del Joven lo trasladaron de emergencia al Hospital Humberto Alvarado, debido a su estado delicado, los hechos sucedieron en el mercado de artesanías.

"Un policía le disparo, fue cuando cayó al suelo, inconsciente, empezó a derramar bastante sangre, fue cuando vimos que ya no se movía y decidimos trasladarlo rápido al hospital", relató David Cárdenas, un testigo.

Blanca Pérez, otra testigo, agregó: "Le dispararon al muchacho, iba grave y ya no respondía, sus mismos compañeros trataron de auxiliarlo, pero no respondía, ojalá se salve".

Los fuertes enfrentamientos continúan en distintos puntos de la ciudad de Masaya, donde ya varios heridos, que en su mayoría han tenido que ser trasladados a un hospital para recibir atención médica.

Chontales

En Juigalpa, se vivieron unas dos horas y media de tensión cuando se encontraron las marchas de los trabajadores del estado y los estudiantes  de la Universidad Nacional de Ingenieria y de la Unan Farem.

Tras intercambios verbales, los grupos continuaron sus marchas, sin mayores incidencias.

A eso de la 2 de la tarde unos 250 estudiantes se apostaron en la acera de la Uni, Juigalpa, por estar en contra a las reformas al INSS. 

Mientras, los trabajadores del Estado iniciaron su  marcha a favor de las refornas del INSS, pasadas la 3 de la tarde. 

León

En León, esta tarde hay quema de artículos de oficinas en una de las principales avenidas.

Varios estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, que protestaban en contra de las reformas del Seguro Social, resultaron lesionados con balas de goma en distintas partes del cuerpo, este viernes en horas de la tarde, durante un enfrentamiento con las fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional.

Los universitarios iniciaron su protesta desde la 9:00 a.m., en las afueras del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Arguello (Heodra), pero a eso de la 3:00 p.m., se enfrentaron a quienes respaldan las reformas al INSS.

La resistencia de los estudiantes se extendió hasta en horas de la tarde en las calles del centro histórico, armados de piedras, enfrentaron a las fuerzas antidisturbios, quemaron llantas, construyeron barricadas con adoquines en varias avenidas en el barrio El Calvario, y amenazan con continuar con la protesta hasta que el gobierno central desista de los cambios en el INSS.

Chinandega: Quemas

Todas las esquinas del corazón de chinandega tienen llamaradas encendidas. Fuerzas antmotines tratan de restablecer el orden en al menos diez manzanas porque la ciudadanía se integra cada vez más a la protesta contra el INSS.

Los tres supermercados y tiendas han cerrado sus puertas por temor a que la población descontrolada se tome esos negocios. La contienda de piedras y bombas continúa a esta hora.

Quemas en Chinandega. Carol Munguía/END

Las protestas por el INSS se dan porque los asegurados se oponen a pagar más en sus cotizaciones y los jubilados no aceptan una deducción del 5% en sus pensiones.

El gobierno aprobó la reforma al INSS de manera unilateral, sin el consenso con empresarios, diciendo que es necesaria para garantizar la estabilidad financiera en el ente, que el año pasado cerró con un déficit de más de 2,300 millones de córdobas.