•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De una en una la mañana de este viernes las familias de las tres primeras personas fallecidas durante las protestas en contra de las reformas al seguro social, retiraron los cadáveres del Instituto de Medicina Legal (IML).

Las primeras escenas de dolor fueron protagonizadas por los familiares del subinspector Hilton Manzanares Alvarado, quien murió la noche del jueves en un enfrentamiento entre agentes antidisturbios y estudiantes de la Universidad Politécnica (Upoli).

Los parientes del agente policial de 33 años, quienes en todo momento evitaron contacto  con los periodistas trasladaron el cuerpo del policía hacía la comarca Lechecuagos, jurisdicción de León.

El cadáver del agente que pertenecía a la unidad antidisturbios fueron trasladados en una caravana policial encabezada. En señal de luto los policías hicieron sonar las sirenas de sus patrullas. El subinspector Hilton Manzanares Alvarado deja en la orfandad a tres niños.

Una vez que se retiró el cortejo policial que acompañó el féretro del subinspector Hilton Manzanares Alvarado,  bajo la más absoluta discreción los parientes de Richard Pavón, de 21 años, quien también falleció la noche del jueves, retiraron su cadáver. 

Pavón murió en el municipio de Tipitapa, 20 kilómetros al noreste de Managua, al quedar  en medio de otra batalla campal en contra de las reformas al INSS.

El cuerpo de Richard Pavón fue  traslado a su natal Tipitapa por sus parientes en una camioneta. La familia del joven Pavón,tampoco brindó declaraciones a los periodistas.

Piden justicia

Los últimos en salir del Instituto de Medicina Legal (IML) fueron los familiares de Darwin Urbina, de 34 años, quienes responsabilizan a las autoridades por su muerte la noche del jueves en los alrededores de la Upoli.

“Es un gran dolor para su madre y para todos nosotros... él no era ningún delincuente, ningún perro, cómo lo mataron”, dijo Grethel Laguna Urbina, hermana del joven caído en las protestas.

Darwin Urbina vivía en el barrio La Fuente y cuando fue alcanzado por el proyectil de una escopeta se dirigía a visitar a su mamá en Las Américas 1, cerca de la Upoli, donde recrudecieron los enfrentamientos, explicaron sus familiares.   

Homenaje a policía fallecido

La Policía Nacional rindió homenaje ayer al fallecido subinspector Hilton Manzanares Alvarado. El acto se celebró en las instalaciones de la Dirección de Operaciones Policiales, donde fue ascendido de manera póstuma en presencia de sus familiares.

Erick Manzanares Alvarado,  oficial de Auxilio Judicial de la Policía en León y hermano de la víctima, expresó que su muerte ha causado un “dolor muy grave” a su familia.

Por su parte, Luz Marina Montoya, madre del policía muerto la noche del jueves en los alrededores de la Universidad Politécnica (Upoli), en Managua, donde jóvenes universitarios protestaban, aseguró que su hijo “era lo más lindo hasta con su trabajo”.

“Él (Hilton Manzanares Alvarado) luchaba junto a su esposa para construir su casa, que primeramente fue forrada de plástico, pero con el tiempo prosperó”, manifestó su madre durante el homenaje póstumo.

Hilton Manzanares Alvarado era el mayor de tres hermanos, fue miembros de la institución policial durante 12 años.