Lizbeth García
  • |
  • |
  • END

Los habitantes de la urbanización Valle Santa Rosa enviaron una carta a la presidenta ejecutiva de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, Ruth Selma Herrera, denunciando que no tienen agua todo el día y que el personal de la Aguadora en Ciudad Sandino se ha negado a tramitar las solicitudes de servicio que han hecho para tener el vital líquido en sus hogares.

Santa Rosa está ubicada en la Zona Seis de Cuidad Sandino, y actualmente sus habitantes, quienes en su mayoría son profesores de escasos recursos económicos, se abastecen del vital líquido por las noches por medio de la tubería de la urbanizadora, que les ofreció el servicio de agua potable a razón de 115 córdobas al mes, mientras cada potencial cliente gestionaba su servicio ante Enacal.

En la misiva los denunciantes señalan que cuando preguntaron por qué Enacal-Ciudad Sandino no les podía instalar el servicio, les explicaron que la directiva de la urbanizadora tiene que pagarle a la empresa aguadora 400 dólares por cada micromedidor, “lo cual consideramos exagerado y queremos constatar qué existe detrás de ese cobro”.

“Hemos descubierto que el racionamiento al que hemos estado sometidos, con tan sólo cuatro horas diarias de servicio, solamente sucede dentro de la urbanización, porque en el barrio vecino, de donde procede la conexión que abastece a la urbanización, tienen el servicio de 14 a 16 horas diarias”, agrega la misiva.

El recorte de las horas de abastecimiento de agua en Santa Rosa comenzó cuando la constructora, aparentemente, cerró las llaves de pase para ahorrar, porque la última factura les salió de 34 mil córdobas, recibo que actualmente está en reclamo.

El ingeniero Alberto Atha, Director Comercial de la urbanización, negó el cierre de las llaves de pase, pero reconoció que antes no había desabastecimiento de agua en Santa Rosa.

El delegado de Enacal en Ciudad Sandino, Róger Espinoza, explicó ayer, vía telefónica, que efectivamente hay problemas de abastecimiento de agua, pero no sólo en la urbanización Santa Rosa, sino en todos los barrios que hay en las zonas Cinco y Seis de Ciudad Sandino, porque una de las bombas de los pozos de abastecimiento se quemó, pero están buscando los 240 mil dólares para repararla lo más pronto posible.

Sobre la negativa para tramitar las solicitudes de servicio de los habitantes de la urbanización, el delegado de Enacal en Ciudad Sandino explicó que “una cosa es que se les atienda y no se les pueda cumplir la petición, y otra muy diferente que no los quieran atender”.

En ese sentido aclaró que la urbanizadora se comprometió a perforar un pozo para abastecer mil viviendas, el cual sería entregado en administración a Enacal, pero como no lo han construido, no pueden tramitar ninguna solicitud de servicio.