•   mana  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) emitió hoy un comunicado en el que expresa nuevas condiciones para dialogar con el Gobierno de Nicaragua.

Lea a continuación el comunicado íntegro del Cosep:

Expresamos nuestro total respaldo a los jóvenes y a la población en general, que se han movilizado y manifestado pacíficamente en defensa de sus principios y derechos.

Lea: Estados Unidos pide reconsiderar viajes a Nicaragua por protestas INSS

Dado que la crisis va más allá del descontento de reformas del Sistema de Pensiones, demandamos urgente al gobierno de la República a:

Cesar de inmediato la represión de la Policía Nacional y de las fuerzas de choque afines al gobierno y garantizar el derecho a la libre movilización pacífica.

Liberar de forma inmediata a los ciudadanos detenidos por ejercer su derecho a expresarse libre y pacíficamente.

Restablecer y garantizar la irrestricta libertad de prensa y expresión.Foto: Cortesía/END

De interés: Daniel Ortega confirma diálogo por INSS e incluye revisar exoneraciones y subsidios

No podemos ir a un diálogo si no se cumplen estas mínimas condiciones para establecerlo, el cual debe partir de una agenda amplia en la que se incluyan los temas de interés nacional con la participación de representantes de Jóvenes, Sectores Académicos y la Conferencia Episcopal.

Urgimos al gobierno a crear estas condiciones en forma inmediata para evitar más derramamiento de sangre, finaliza el comunicado del Cosep.

La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), también emitió hoy un comunicado en el que se solidariza con las personas que han participado en las protestas por las reformas al INSS y pide un alto la violencia.     

Las protestas que hoy cumplen su cuarto día han dejado al menos 10 muertos, cerca de un centenar de heridos y daños a comercios y otros inmuebles en diversas ciudades de Nicaragua.

Además: Ejército sale a las calles en Nicaragua durante protestas por el INSS

La Cruz Roja de Nicaragua confirmó hoy que Seis de las muertes atendidas durante las protestas a las reformas del INSS han sido por impactos por armas de fuego.