•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Amnistía Internacional se pronunció ayer sobre las jornadas de protestas en Nicaragua en rechazo a las reformas al seguro social impulsadas de forma unilateral por el Gobierno, las que han dejado decenas de heridos y al menos 10 muertos. 

La organización internacional pidió a las autoridades “dejar de reprimir inmediatamente a los manifestantes y proteger su derecho a protestar”.

“La respuesta burda y violenta de las autoridades a estas manifestaciones tiene implicaciones profundamente preocupantes para los derechos humanos en Nicaragua”, agregó la organización en una nota de prensa publicada en su sitio web. 

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, sostuvo que “la matanza de manifestantes, incluidos varios jóvenes estudiantes que salieron a ejercer sus derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica será recordada como uno de los capítulos más oscuros en la historia reciente de la nación”.

También instó a instalar un proceso de diálogo, una solicitud que también han hecho organismos internacionales y que el Gobierno ha acogido a solicitud del sector privado.

“En vez de sembrar terror y demonizar a los manifestantes, el Gobierno debe entablar un diálogo con todos los sectores de la sociedad, incluidas las víctimas de la represión estatal, para encontrar una solución pacífica a esta grave situación. El presidente (Daniel) Ortega no puede seguir gobernando sin diálogo, consulta y respeto por los derechos humanos del pueblo nicaragüense”, dijo Guevara. 

Amnistía Internacional llamó a las autoridades nicaragüenses a “iniciar una investigación expedita, exhaustiva e independiente por parte de las autoridades civiles sobre las denuncias de uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad del Estado”.

Finalmente, el organismo aseguró que el Estado “debe generar las condiciones necesarias para garantizar los derechos del pueblo a la libertad de expresión, reunión pacífica y acceso a la información”.

EE. UU. advierte a sus ciudadanos sobre conflictos 

La Embajada de Estados Unidos en Nicaragua advirtió a sus ciudadanos en el país y a los que tienen previsto llegar, tomar las medidas necesarias para su seguridad debido al ambiente de protestas desencadenado por inconformidad con las reformas al seguro social.

“Algunas protestas resultan en lesiones y muertes. Las demostraciones generalmente provocan una respuesta fuerte que incluye el uso de gas lacrimógeno, gas pimienta, balas de goma y munición real contra los participantes y ocasionalmente se convierten en saqueo, vandalismo y actos de incendio”, indicó la delegación diplomática en su sitio web.

El personal del Gobierno de los Estados Unidos en Nicaragua, de momento tiene prohibido el uso de autobuses públicos y mototaxis y de ingresar al mercado Oriental en Managua.

Entre las recomendaciones puntuales está tener cuidado al caminar o conducir de noche, mantener un perfil bajo, no portar objetos de valor como relojes caros o joyas y tener cuidado del entorno.