•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras cuatro días de intensas protestas en todo el país por inconformidad con las reformas al seguro social promovidas por el Gobierno, Nicaragua amaneció ayer con militares en las calles que custodiaban instituciones estatales para evitar ataques o saqueos, informó la institución.

En la capital se confirmó la presencia de efectivos militares en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino y en 300 metros a la redonda en los edificios que conforman la Alcaldía de Managua.​

El Nuevo Diario comprobó que en el Centro Cívico, donde se encuentra la sede de la Alcaldía de Managua, estaba restringido el paso peatonal y vehicular, y había presencia militar y de agentes de la Policía Nacional, trabajadores y militantes partidarios.

En la ciudad de Estelí miembros del Ejército de Nicaragua también custodian desde la noche del viernes varias instituciones públicas.

En objetivos estratégicos

En una nota de prensa leída por el coronel Manuel Guevara Rocha, jefe de la dirección de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua, la institución explicó que se mantiene en “objetivos estratégicos” para “el buen funcionamiento del país”.

“El Ejército de Nicaragua en el marco de sus misiones establecidas en la Constitución y las leyes, está brindando protección y seguridad a las entidades y objetivos estratégicos vitales para el funcionamiento del país”, destaca la nota. ​

Respaldan diálogo

La institución sostiene que respalda el proceso de diálogo que el Gobierno de Nicaragua aceptó reinstalar con el sector privado del país para llegar a un consenso sobre las reformas del INSS. 

“En estas últimas horas nos hemos llenado de dolor y de luto. No podemos perder nuestra estabilidad y nuestra paz. Estamos convencidos que el diálogo es la mejor ruta que le conviene a nuestro pueblo”, expresó la institución. 

“Nos sumamos y respaldamos la decisión de búsqueda de una solución por la vía del diálogo para encontrar una respuesta consensuada al tema que originó estos momentos de dolor”, agregó el Ejército.