•  |
  •  |
  • Edición Web

La embajada de España en Managua publicó en su página web un comunicado dirigido a los ciudadanos españoles que viven Nicaragua, tras la ola de protestas que comenzó el miércoles pasado y ha dejado al menos a 27 muertos.

“En el marco de las revueltas acontecidas desde este miércoles 18 de abril en diferentes ciudades del país, esta Embajada recomienda a los ciudadanos españoles que se encuentren  en Nicaragua que permanezcan muy atentos a la información sobre seguridad ciudadana que puedan emitir las autoridades nacionales y medios de comunicación” comunicó la embajada española.

Centros comerciales, supermercados y otros negocios cierran sus puertas por saqueos

Las recomendaciones para los españoles que se encuentra en Nicaragua establecen que si se encuentran en una zona donde se esté desarrollando una manifestación deben de:

  •      Observar con atención todo lo que le rodea para poder identificar situaciones de riesgo.
  •      Procure ir acompañado durante los desplazamientos
  •      En sus desplazamientos, si se cruza con manifestaciones, ubique las calles cercanas a la movilización, así como estaciones de transporte público o sitios de taxis.
  •      Si observa alguna acción de agresiones o violencia, aléjese enseguida manteniendo en todo momento la calma.
  •      No acompañe los actos de violencia, ni incentive a que se generen.
  •      No porte objetos que pudieran ser utilizados por otras personas para agredir o para ser arrojados o provocar daño.
  •      Si recibe alguna agresión física, acuda a los servicios de salud y procure ir acompañado. 
  •       Avise a personas cercanas (familiares, amigos) de su localización y medios de comunicación.
  •      Si tiene teléfono móvil, verifique que la batería esté cargada. En su teléfono móvil guarde un número de emergencia con marcación rápida habilitada.

Claves para transitar en Nicaragua en un ambiente de protestas y saqueos

Las reformas del INSS establecidas el pasado lunes, 16 de abril, por el gobierno de Nicaragua generó una ola de protestas entre jóvenes, ancianos y trabajadores de empresas privadas, que se oponen a un aumento en las cotizaciones.Tras cuatro días de protestas y un total de 27 muertos y varios heridos, la Policía Nacional, Ejército de Nicaragua y protestantes han dejado intransitables las calles de Managua y de otros municipios del país.