•  |
  •  |
  • END

El titular de Salud, Guillermo González, apuntó ayer que aunque siguen sin reportarse casos de influenza porcina en el país, por “orientaciones” del Presidente de la República, Daniel Ortega, están “extremando” las medidas de vigilancia en todo el territorio, especialmente a nivel aéreo, y hasta adelantó que no se descarta la suspensión de clases.

El control a nivel aéreo y terrestre será indefinido, es decir, que aunque pase el brote en México, en Nicaragua la vigilancia permanecerá por la cercanía del invierno. Sin embargo, la suspensión de clases dependerá de cómo evolucione el brote de influenza en México y Estados Unidos, según el ministro.

“Nosotros iremos actuando conforme esa evolución, estamos preparados con recursos, medicamentos y equipos para enfrentar cualquier eventualidad. Así que le pedimos a la población que no entre en pánico, que se tranquilice”, recalcó.

El ministro expuso que “la información que tenemos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y de las autoridades mexicanas, de momento, nos indica que el brote tiene características muy particulares, es una cepa que se escapa de las ya conocidas, se está hablando de una mutación muy agresiva”, planteó.

Conectados con OMS

La buena noticia es que, según el titular de Salud, de momento no hay reportes de nicaragüenses, que están radicados en México, enfermos.

González subrayó que a nivel local están actuando en dos niveles. “Uno: estamos con una comunicación fluida con la OMS y con las autoridades mexicanas; también como presidente pro témpore de Salud en Centroamérica estoy comunicándome con el resto de ministerios de la región, y todos estamos con medidas de vigilancia permanente y preparados”, mencionó.

En Guatemala, el Gobierno decretó alerta amarilla, y en el resto de naciones centroamericanas se mantienen los cercos sanitarios. “En Nicaragua, como un nivel dos, estamos reforzando las medidas que hemos venido desarrollando desde el viernes pasado, como es la vigilancia en fronteras, puertos y vía aérea, el comandante Ortega me ha orientado darle prioridad a esto”, justificó González.

Aunque están extremando el control, sobre todo en el Aeropuerto Internacional, ya que según el ministro la enfermedad puede propagarse con más facilidad, pues en cuestión de horas los viajeros llegan a su destino y la enfermedad se desarrolla en menos de un día.

Continúa “ficheo” en aeropuerto
No obstante, el director de Vigilancia para la Salud del Minsa, Edmundo Sánchez, aclaró que todavía no se tiene previsto la cancelación de vuelos procedentes de México y de Estados Unidos a Managua. “Eso no se tiene contemplando”, aseguró.

En el aeropuerto los cuatro trabajadores del Minsa siguen “fichando” a toda persona procedente de México y de Estados Unidos. “Allí estamos levantando sus datos personales para ubicarlos en sus casas y darles seguimiento, el Silais Managua ya tiene esa información… además, les estamos orientando a estas personas que al primer síntoma acudan a las unidades de salud. Todavía, insisto, no hay casos confirmados ni sospechosos, pero estamos con una vigilancia constante”, reiteró González.

De momento, sólo la aerolínea mexicana Aeroméxico ha suspendido sus vuelos. Pero Taca y Copa, que mueven viajeros provenientes de la nación mexicana y de Estados Unidos, siguen laborando con normalidad.

“Es comprensible lo de Aeroméxico, hay que recordar que en México hay millones de personas y el brote es serio”, dijo el titular de Salud al ser consultado al respecto.

También a nivel terrestre

A nivel terrestre también hay acciones. González informó que hoy movilizarán a una buena parte de los 25 mil trabajadores del Minsa a las comunidades locales para “detectar” y atender los casos de gripe o tos.

Recordó que en las unidades de Salud hay orientaciones de priorizar las afecciones respiratorias. “Si llega un paciente con gripe o tos a una unidad de inmediato debe atenderse, debe hidratarse y verse clínicamente, y para ello hay un área destinada para eso, y en ese sentido pedimos a la población que sea comprensiva, pues la influenza se pasa de persona a persona. Si alguien estornuda enfrente de una persona, la infecta, y eso lo queremos evitar”, expresó.

En Chinandega y Nueva Segovia, donde están los puestos fronterizos de El Guasaule, El Espino y Las Manos respectivamente, también hay refuerzos.

En el departamento chinandegano, hay un puesto de emergencia en El Guasaule, conformado por un médico y por una enfermera. El doctor Luis Ramón Lindo, Director Departamental del Silais, dijo a EL NUEVO DIARIO que el puesto fue instalado el sábado por la mañana.

“El médico examina a los ciudadanos mexicanos para determinar si presentan algún síntoma de la gripe porcina. Se les pregunta a los aztecas adónde van a estar ubicados en Nicaragua para darles seguimiento clínico, y se les recomienda que al presentar síntomas deben acudir al centro asistencial más cercano”, afirmó, indicando que en esta inspección cuentan con el apoyo de Migración y Extranjería.

A los viajeros, por otro lado, se les facilitan los teléfonos del Silais-Chinandega y de la Dirección de Vigilancia Epidemiológica a nivel central para que reporten su situación de salud.

Por El Guasaule transita una cantidad considerable de mexicanos cuyos destinos finales son Nicaragua y Costa Rica, entre otros. Lindo agregó que también hay control en Puerto Potosí, Golfo de Fonseca, aunque por ese sector la afluencia de mexicanos es prácticamente nula.

En Nueva Segovia, las orientaciones también se están cumpliendo al pie de la letra. En esa zona se rechazó el sábado un contenedor de pellejo porcino para chicharrón, que provenía de México, confirmó el doctor Francisco Reyes, Director del Silais Nueva Segovia.

Levantan restricción

Reyes comentó que se trató de un lote de mil 924 paquetes de pellejos. Sin embargo, el vicetitular del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, Benjamín Dixon, informó ayer en Managua que el comité interinstitucional local, conformado para actuar frente a la influenza porcina, ha decidido “levantar” la restricción a los productos y subproductos de carne de cerdo procedente de México.

“Evaluamos la medida y decidimos levantarla, porque la influenza (descrita) se está pasando de persona a persona, la gripe que se supone provino de cerdos y pasó al ser humano, donde mutó, se está transmitiendo de persona a persona, no se pasa consumiendo la carne de cerdo”, explicó, admitiendo el rechazo del contenedor.

No obstante, se mantiene la restricción a la importación de cerdos vivos. Aunque Dixon señaló que Nicaragua importa “muy poco” este tipo de animales. “Lo que más importamos de México son pieles”, aclaró.

El funcionario, además, refirió que mantienen la cuarentena: “Nuestros técnicos siguen en los puestos fronterizos, en puertos y en el aeropuerto para evitar sorpresas. La vigilancia se mantiene”, agregó, señalando que las exportaciones nacionales dirigidas al mercado mexicano se mantienen fluidas.

Población demanda vacunas

En Managua, la población acudió a los puestos de salud, demandando, entre otras cosas, vacunas contra la influenza. A tal punto que el Ministerio de Salud, Minsa, llamó a los medios de comunicación a no alarmar a la población ante esa situación.

En el resto del país la situación fue similar. El doctor Francisco Reyes, Director del Silais-Nueva Segovia, informó que en la zona la demanda de la vacuna descrita se ha “disparado”.

“Se pasó de la meta prevista de mil 723 vacunas para niños menores de dos años y adultos mayores de 65”, detalló, y eso lo atribuyó a la preocupación que embarga a la población, después de escuchar o de leer noticias de los medios que destacan la agresividad del virus, que amenaza con convertirse en una pandemia.

El médico, inclusive, dijo que solicitarán más abastecimiento del Minsa a nivel central, en caso de que exista en inventarios, porque se considera necesario aplicarla a policías, soldados del Ejército de Nicaragua y a periodistas, por el riesgo que caracteriza su trabajo en cobertura informativa.

El Minsa tenía previsto aplicar más de 40 mil dosis a segmentos de población vulnerables como niños y personas de la tercera edad con enfermedades crónicas.

El titular del Minsa, Guillermo González, llamó a la población a tomar medidas en sus hogares. “Deben mantener ventanas y puertas abiertas; lavarse las manos con agua y jabón, si están con gripe o tos deben evitar estornudar o toser frente a la gente, porque las gotitas que desprenden al hacerlo llevan el virus e infectan a la gente; si tienen dificultades para respirar o gripe o tos acudan a la unidad de salud más cercana”, aconsejó.

Recomendó no automedicarse, no tomar antibióticos porque la influenza es viral. “A las madres y padres de familia también les aconsejo evitar que el amigo o pariente con gripe o tos, toque los juguetes de los niños, porque por esa vía se puede transmitir la enfermedad, y los niños los tocan y no se lavan las manos, entonces hay que ser cuidadosos”, puntualizó.