•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los directores de escuelas privadas y colegios subvencionados pidieron al Gobierno de Nicaragua reiniciar las clases, que fueron suspendidas el viernes pasado a causa de la violencia que atraviesa el país por las manifestaciones contra la administración de Daniel Ortega, que han dejado hasta el momento 30 muertos y más de 400 heridos.

"Estamos recibiendo notas que nos hace llegar el asesor del presidente para la Educación, compañero Salvador Vanegas, solicitudes, notas de directores de centros escolares privados o subvencionados, que piden el restablecimiento de las clases", dijo la vicepresidenta Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

Al momento de la suspensión de las clases las escuelas iniciaban su periodo de examen bimestral.

"El comandante Daniel está estudiando todas estas solicitudes y en la medida en que sigamos avanzando en paz y bien, avanzando en la normalidad que todos queremos, en esa medida el Ministerio de Educación comunicará a los padres de familias la reanudación del año escolar, de las clases, en el sistema público", agregó Murillo.

Durante los actos de violencia por las protestas en Nicaragua las organizaciones no gubernamentales y la Cruz Roja Nicaragüense contaron al menos 28 muertos, entre ellos dos policías, un adolescente y un periodista, 428 heridos, y más de 200 manifestantes arrestados o desaparecidos.

Miles de manifestantes en Managua y otras ciudades de Nicaragua pidieron ayer pacíficamente la salida del poder del presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, a los que acusaron de represión y violación de los derechos humanos.