•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega aceptó hoy la participación de la iglesia Católica como mediador y testigo en el diálogo nacional que ha sido convocado y en el cual participarán empresarios y trabajadores.

Ortega declaró hoy que han enviado a la Conferencia Episcopal una carta, en nombre del gobierno de Nicaragua, aceptando la mediación.

El presidente nicaragüense afirmó que en persona entregará la carta al cardenal Leopoldo Brenes.

"Compartimos plenamente su propuesta de sectores que participarán en el diálogo nacional y agregaríamos otros que consideramos importantes", dice la misiva que Ortega envió a la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

La carta, leída esta noche por la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, agrega que reciben con alegría la aceptación de la iglesia Católica para participar en el diálogo.

Las protestas en Nicaragua dejaron a unas 30 personas muertas. Oscar Sánchez/END

Este diálogo ha sido propuesto y aprobado por las partes luego de una serie de violentas protestas, la semana pasada, contra una reforma al INSS, que imponía más cotizaciones y deducía el 5% a las pensiones.

Esas protestas dejaron a unas 30 personas muertas y centenares de heridos y arrestados.

Ortega anunció el domingo pasado que la reforma al INSS era revocada, para evitar más protestas.

Monseñor Silvio Báez y el cardenal Leopoldo Brenes. Archivo/END

Ortega propuso hoy que en el diálogo debe promoverse el "la senda de la reconciliación" y agradeció a los obispos por abonar al "encuentro y la tolerancia" en Nicaragua.

"Nuevamente nuestra gratitud, en nombre de las familias nicaragüenses y del gobierno de reconciliación y unidad nacional por participar como mediadores y testigos en estos importantes eventos de Nicaragua", sostuvo Ortega en la carta que envió a los obispos.