•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El inicio del diálogo al que ha convocado el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, con el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Iglesia católica como mediadora, dependería “totalmente del Gobierno”, a juicio de Ernesto Medina, rector de la Universidad Americana (UAM).

Medina sostiene que el diálogo empezará si existe una disposición del gobierno nicaragüense a que este sea amplio y con la participación de diversos sectores, incluidos los universitarios y pequeños productores.

“Creo que tanto el Cosep como la Conferencia Episcopal han sido claros, este tendría que ser un diálogo abierto en el que participen todos los sectores que están preocupados por la situación del país y que están interesados en contribuir a que vuelva la calma”, sostuvo Medina.

La interrogante ahora, según Conversaciones tendrían que ser multisectoriales el académico, es “si el Gobierno está dispuesto realmente a escuchar a todos los sectores y a comenzar a trabajar juntos, abriendo espacios para que entre todos vayamos resolviendo los problemas de Nicaragua sin ningún tipo de temor y amenaza”.

Añadió que el diálogo no solamente debería ser para discutir las soluciones al problema del Instituto Nicaragüensede Seguridad Social (INSS), sino que “se trata de un diálogo nacional sobre los problemas del país”, incluyendo temas educativos, ambientales, de empleabilidad y de democracia. “La marcha de ayer fue una reafirmación de que el tema ahora es Nicaragua”, reforzó el también director del Foro Eduquemos.

A criterio de Medina, este diálogo amplio sería una “oportunidad” para el Gobierno “de ganarse el respeto de la ciudadanía y, sobre todo, unir fuerzas con toda la población para resolver nuestros problemas”.

También valoró como positivas algunas acciones que el Gobierno realizó ayer, como la liberación de jóvenes detenidos y la vuelta al aire de 100% Noticias, dos condiciones que había establecido el Cosep antes de iniciar negociaciones.

“Todavía está por verse que estén liberados todos los estudiantes injustamente detenidos, y que aparezcan los muchachos desaparecidos”, dijo Medina, agregando que se necesitan también garantías de que “no se va a tomar represalias contra nadie por haber participado en estas protestas”, puesto que “es imposible que alguien se siente a dialogar cuando se siente perseguido”.

Parlamento

Los diputados sandinistas de la Asamblea Nacional aprobaron ayer una declaración a favor de un diálogo entre el Gobierno, el sector empresarial y la Iglesia, tras haber transcurrido seis días en que se escenificaron violentas manifestaciones motivadas por una serie de reformas al Seguro Social.

La declaración fue aprobada con 73 votos a favor, ninguno en contra. Tampoco hubo abstenciones y hubo nueve diputados presentes, que por mandato de ley se suman a la votación
de la mayoría.

Las bancadas que respaldaron dicha declaratoria fueron la del gobernante Frente Sandinista, Alianza Liberal Nicaragüense, Partido Liberal Independiente y la Alianza por la República.

Estudiantes

A pesar del cansancio acumulado por los días transcurridos bajo asedio y ataques, decenas de estudiantes continúan en el recinto de la Universidad Politécnica
de Nicaragua (Upoli).

“Reyes”, uno de los jóvenes que permanece en esa universidad como parte del comité de atención médica, dijo que los estudiantes universitarios estarían anuentes a participar en un diálogo con el Gobierno a través de una comisión que conformarían las personas que han permanecido en la Upoli.