•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cantidad de personas fallecidas durante las protestas en Nicaragua de la última semana se elevó este miércoles a 38, informó la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Sin embargo, anoche se anunció la muerte de un protestante más, el obrero Edwin Gómez Gómez, de 33 años, quien habitaba en el barrio Pedro Aráuz y dejó a cuatro niños en horfandad. Él era uno de las 12 personas que la CPDH enlistaba en cuidados intensivos.

Sin embargo, esa lista de fallecidos podría incrementar en las próximas horas, “ya que aún hay personas reportadas como desaparecidas”, advirtió el director de la CPDH, Marcos Carmona.

“Hasta el día de ayer (miércoles), según los datos que hemos recopilado a través de nuestros promotores y algunos contactos, suman 38 fallecidos, solo en el departamento de Managua”, precisó Carmona.

Según sus reportes, entre el 19 y 24 de abril, al menos 66 personas ingresaron en diversos hospitales presentando heridas de arma blanca o de bala.

“De este total de ingresos, 12 permanecen aún en cuidados intensivos, a uno ya le declararon muerte cerebral, el joven Darwin Medrano, de 23 años, y el resto está estable o ya le han dado de alta”, afirmó Carmona.​

Agregó que en los registros de la organización también se contabiliza a 16 personas desaparecidas, conforme los reportes de sus familiares.

Otro conteo

Según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), hasta este miércoles habían documentado un total de 30 personas fallecidas durante las protestas, pero continuaban investigando los casos de otras seis personas que habrían muerto durante las protestas originadas por la imposición de reformas al Seguro Social.

Esta organización de derechos humanos también tiene denuncias sobre al menos 46 desaparecidos, pero los cuerpos de dos de estas personas fueron identificados en la morgue del Instituto de Medicina Legal (IML).

Entre los fallecidos que reportan ambas organizaciones están dos policías y el periodista Ángel Gahona, muerto en la ciudad de Bluefields.

Más denuncias

Las organizaciones de derechos humanos empezaron a recibir denuncias, este miércoles, de personas arrestadas durante las protestas que dicen haber recibido maltrato físico y emocional mientras estuvieron retenidos.

Demandan esclarecer asesinato de periodista

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), con sede en Nueva York, pidió ayer al Gobierno que investigue “inmediatamente” la muerte del periodista blufileño Ángel Gahona, del noticiario televisivo independiente El Meridiano, asesinado el pasado sábado de un disparo en la cabeza mientras cubría las protestas por reformas al Seguro Social.

“Las autoridades nicaragüenses deben emprender inmediatamente una investigación transparente de la muerte de Ángel Eduardo Gahona”, dijo Carlos Martínez De la Serna, director de programa del CPJ.

Esta organización de derechos humanos también tiene denuncias sobre al menos 46 desaparecidos.

“Los periodistas independientes de Nicaragua no deben pagar con sus vidas por informarle a la sociedad sobre cuestiones de importancia nacional”, agregó De la Serna en un comunicado. en la cabeza mientras cubría las protestas por reformas al Seguro Social.

“Las autoridades nicaragüenses deben emprender inmediatamente una investigación transparente de la muerte de Ángel Eduardo Gahona”, dijo Carlos Martínez De la Serna, director de programa del CPJ.

“Los periodistas independientes de Nicaragua no deben pagar con sus vidas por informarle a la sociedad sobre cuestiones de importancia nacional”, agregó De la Serna en un comunicado.

Uno de los denunciantes es Josué Alexander Bermúdez Obando, de 18 años, quien se presentó rapado y con su ojo derecho cerrado por consecuencia de un golpe.

Bermúdez, estudiante de la carrera de Derecho, relató que lo arrestaron el viernes pasado y lo trasladaron a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), donde permaneció hasta el domingo por la mañana, cuando fue trasladado al sistema penitenciario. El joven afirma que también sufrió maltrato sicológico. Marvin David Guevara y Daniel Alberto López dijeron que fue