•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham) reconoció hoy que "se han tomado algunas acciones para propiciar el inicio del diálogo" pero consideró importante evitar represalias y la investigación de las muertes.

"Estos avances abonan el camino para avanzar hacia un diálogo nacional con una agenda amplia y la participación de todos los sectores, incluyendo a los estudiantes, a quienes se les debe garantizar que no sufrirán represalias", indicó la presidenta de Amcham, María Nelly Rivas, en declaraciones a Acan-Efe.

Añadió que "también es importante que se investiguen y aclaren las muertes y los casos de heridos, presos y desaparecidos".

Entre las condiciones que, a juicio de la cámara, se han adoptado están el inicio de la liberación de los estudiantes, aunque aclaran que "se debe asegurar que todos sean liberados".

Otro de los asuntos fue que los nicaragüenses pudieran manifestarse pacíficamente durante la marcha del 23 de abril.

"Este derecho fundamental se debe respetar siempre", señaló.

La presidenta destacó el restablecimiento de las señales a los canales de comunicación, y subrayó que "la libertad de prensa y de expresión es un derecho fundamental que debe ser garantizado siempre".

Igualmente, resaltó otras medidas como la derogación del decreto para reformar el Seguro Social, la disminución de los brotes de violencia durante los últimos tres días, la aceptación de los estudiantes a dialogar o la participación de la Conferencia Episcopal como mediadora y testigo del diálogo nacional.

"Les damos nuestro respaldo total y coincidimos con nuestros obispos que para que inicie el diálogo es necesario que cese por completo la violencia", comentó.

La dirigente se refirió también a los temas que deberían incluirse en la mesa de diálogo, y apuntó a "la importancia de fortalecer la institucionalidad en Nicaragua".

"Temas clave que hemos destacado son un sistema judicial y un consejo electoral independientes, el fortalecimiento del estado de derecho y elecciones libres", dijo a Acan-Efe.

Rivas agregó que "estamos atentos y listos al llamado de los obispos nicaragüenses para iniciar el diálogo nacional que debe tener una agenda amplia, entre ellos el derecho a la movilización pacífica, garantías para los estudiantes y todos los nicaragüenses que participaron en las protestas, respeto a la libertad de prensa y de expresión, elecciones libres, entre otros".

Finalmente, al igual que diversos sectores de la sociedad, afirmó que "los estudiantes deben estar en este diálogo".

"Ellos, por medio de su ejemplo, valentía y coraje cambiaron el rumbo del país. Ellos entregaron sus vidas y ellos deben tener voz y voto en este diálogo. No olvidemos, que los jóvenes son el presente y futuro de este país", advirtió.

"Más que nunca se hace necesario un entendimiento nacional para avanzar en el desarrollo social, político y económico", concluyó María Nelly Rivas.

El lunes hubo una multitudinaria marcha en Managua. Archivo/END

El diálogo que sostendrán en una fecha, todavía sin concretar, el Gobierno y el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), con la Conferencia Episcopal (CEN) como mediador para superar los violentos enfrentamientos, centra la atención de Nicaragua.

Desde que comenzaron las protestas hace una semana, los enfrentamientos violentos que se produjeron entre el miércoles y el domingo en Nicaragua dejaron ya al menos 32 muertos y un total de 48 desaparecidos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).