•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El periodista y dueño de Radio Darío de León, Aníbal Toruño, denunció ayer ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que está siendo acosado y amenazado luego de que una turba provocara un incendio en el edificio de la emisora el viernes pasado, que dejó como resultado dos fallecidos. 

“Estábamos en la parte extrema del edificio, nueve trabajadores más tres periodistas, encañonan al guarda de seguridad, botan la puerta y comienzan a tirar 15 galones de gasolina por la casa y por el techo”, relató Toruño ayer ante periodistas. 

Posteriormente, los atacantes dispararon con un arma artesanal e incendiaron el lugar. Producto de esto, el fuego alcanzó a dos de los atacantes y las quemaduras les provocaron la muerte, agregó el periodista.

Los fallecidos fueron identificados como Jimmy Páiz, de 53 años, y Apoleón Delgadillo, según el Cenidh.

“Yo ya los perdoné (a los supuestos agresores) porque son gente sencilla. Les habían pagado 500 córdobas por matar y destruir”, sostuvo Toruño.

No obstante, el dueño de Radio Darío insistió en que está sufrirendo asedio. “Me siento amenazado a mi vida, mis familiares y trabajadores”, declaró Toruño mientras denunciaba su caso en Managua. 

Autoridades del Cenidh consideraron que el ataque al medio de comunicación también es un ataque a la libertad de prensa, dado que en la emisora se transmitían las noticias relacionadas con las manifestaciones en contra de las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). 

Honran a periodista 

Durante las protestas, distintos medios de comunicación han denunciado distintas acciones para limitar el derecho a informar, siendo el hecho más grave el crimen contra el periodista blufileño Ángel Gahona, a quien en Carazo le rindieron tributo. 

Los periodistas caraceños encendieron velas, entonaron consignas y demandaron que se respete la libertad de prensa .