•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La organización internacional Human Rights Watch solicitó al Gobierno de Nicaragua que permita que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) investigue las muertes de estudiantes, civiles y policías durante las protestas contra las reformas al Seguro Social de la semana pasada.

“Los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) deberían exhortar al gobierno del presidente Daniel Ortega que permita que la CIDH visite el país para investigar la situación”, sugirió desde Nueva York Human Rights Watch.

La organización afirma que “recibió información creíble que sugiere que policías han usado fuerza excesiva para dispersar manifestaciones en varias localidades del país y que grupos de simpatizantes del Gobierno han atacado a manifestantes pacíficos”.

Datos de la Comisión Permanente de Derechos Humanos en Nicaragua (CPDH) sugieren que hay al menos 63 muertos y 160 personas fueron heridas de bala, de las cuales nueve perdieron uno de sus ojos.

“Las personas que cometan actos violentos deben rendir cuentas ante tribunales independientes, pero también deben ser investigados los policías que hayan empleado fuerza excesiva contra manifestantes”, expresó José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

“Los Estados Miembros de la OEA deberían convocar con urgencia una sesión del Consejo Permanente con el fin de presionar al presidente (Daniel) Ortega para que permita que la CIDH visite el país y cuente con una cooperación plena por parte del Gobierno”, agregó Vivanco.

Human Rights Watch también recibió “señalamientos creíbles” de que, en algunos casos, se cometieron abusos contra manifestantes detenidos. Orlando Valenzuela/END

Relatos de abusos

Entre el 20 y 25 de abril, Human Rights Watch entrevistó a 22 personas por teléfono, incluidos miembros de organizaciones no gubernamentales, periodistas, estudiantes que participaron en las protestas, miembros del clero, un integrante de una asociación de abogados y un representante de la Cruz Roja Nicaragüense, refirió el organismo a través de su sitio web.

“Recibimos denuncias creíbles aludiendo a que simpatizantes del Gobierno dispersaron manifestaciones pacíficas propinando golpes y patadas, y usando tubos y palos para golpear a manifestantes y periodistas que daban cobertura a las protestas”, sostiene el organismo internacional.

Desde la sala de hospital donde estaba internado, el estudiante de ingeniería Roberto Rizo Valdivia relató a Human Rights Watch cómo perdió su ojo izquierdo luego de que el 19 de abril un policía antidisturbios le disparara en el rostro una bala de goma.

Valdivia contó que él y otros jóvenes habían protestado de forma pacífica frente a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), pero corrieron hacia el campus cuando llegó la policía y les tiró gas lacrimógeno.

Valdivia afirmó que miembros de la policía antidisturbios les dispararon balas de goma, una de ellas impactó directamente en su ojo, lo que provocó que lo perdiera.

Human Rights Watch también recibió “señalamientos creíbles” de que, en algunos casos, se cometieron abusos contra manifestantes detenidos. 

Anielka Hernández, de 25 años, les narró vía telefónica que fue detenida por policías a las 2:00 p.m. del 20 de abril, cuando los manifestantes empezaban a dispersarse luego de una protesta en Ticuantepe.

Hernández afirmó que la subieron a una patrulla y que una policía se arrodilló sobre su pecho. Cuando se quejó porque no podía respirar, la agente le colocó una rodilla sobre la garganta y le dio una bofetada, contó la joven, afirma la organización.

Todas estas denuncias serían investigadas de forma imparcial y a profundidad por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, propone Human Rights Watch.

Comisión de la veradad

La Asamblea Nacional anunció este viernes que se creará una Comisión de la Verdad para “conocer, analizar y esclarecer” los enfrentamientos de la semana pasada.

“Esta es la resolución para proceder ya, en forma presta, rápida para conformar la Comisión de la Verdad. La junta directiva procederá a conformar la comisión para su integración y juramentación”, explicó el diputado Gustavo Porras, presidente de la Asamblea Nacional.

Jóvenes participan en la vigilia frente a la Universidad Centroamericana en memoria de los muertos en las protestas. Orlando Valenzuela/END

La comisión, según dijo, estaría conformada por un grupo de juristas, intelectuales, religiosos, jóvenes, personalidades y “organizaciones que estén de acuerdo con la paz”.

El Ministerio Público de Nicaragua también aseguró que investiga desde el jueves los asesinatos de estudiantes, policías y civiles.

Fideg pide castigar a responsables de muertes en protestas

Justicia. La Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (Fideg) se sumó a las voces que piden llevar a los tribunales a los responsables de las muertes ocurridas durante las jornadas de protestas y que se realice una investigación a fondo. 

“Hacemos un llamado a las autoridades al garantizar el cumplimiento de la Constitución y las leyes, sobre todo en lo que refiere a derechos humanos, investigar las responsabilidades sobre los hechos señalados y llevar a los responsables ante los tribunales, como corresponde”, señaló ayer el centro de investigación en un comunicado. 

A la vez instaron a la juventud a participar en el diálogo nacional “llevando como objetivo los grandes intereses de la patria”. 

“Estamos convencidos que la fuente primordial para retomar el camino de la paz y progreso es el cumplimiento del espíritu y la letra de la Constitución y las leyes, que están cimentadas sobre los derechos humanos y principios democráticos”, destacó la fundación. 

Muertes innecesarias”

La fundación también expresó su solidaridad con las familias de las personas fallecidas  durante los enfrentamientos.

“Con profundo dolor expresamos nuestro enorme pesar por las muertes innecesarias y sin sentido de decenas de jóvenes que han participado en las protestas este mes de abril. Son muertes que nunca debieron haber ocurrido, todos estamos en deuda con estos jóvenes caídos y sus familias”, lamentó Fideg.