Lésber Quintero
  •   PEÑAS BLANCAS  |
  •  |
  •  |
  • END

El cobro de un boleto de regreso de 20 dólares, que obligatoriamente tienen que pagar los nicaragüenses para poder ingresar a Costa Rica, es catalogado por los connacionales como un extraño negocio que tiene que ser investigado por autoridades costarricenses, ya que varios de los entrevistados aducen que es como si estuvieran pagando la visa dos veces.

Uno de los que mostró su inconformidad a EL NUEVO DIARIO fue el esteliano Rafael Velásquez, quien el 24 de abril llegó desde del norte del país a la ciudad de Rivas, donde tras pagar en el consulado de Costa Rica su visa de 20 dólares, se enrumbó a Peñas Blancas, donde pensó que ingresaría fácilmente a suelo tico portando su pasaporte y su visa de ingreso.

¿Les retienen pasaporte?

No obstante, al llegar al puesto migratorio de ese país para que le sellaran su ingreso en el pasaporte, se llevó tremendo susto cuando el funcionario que lo atendió le exigió un boleto de regreso de una empresa de transporte, ya que de lo contrario no le permitían su ingreso, pero además le retenían el pasaporte.

Según Velásquez, al escuchar la exigencia del funcionario de migración tico, él le explicó que no requería comprar el boleto de 20 dólares, “porque viajaba en un vehículo particular, pero el hombre me respondió que ese boleto era obligatorio y lo tuve que comprar”, explicó el norteño, tras mostrar dicho boleto cuya numeración es 13445 y pertenece a Transnica.

Gran malestar

El esteliano explicó que se dirigía a Ciudad Quezada, y criticó fuertemente la exigencia de los ticos. “Hay muchos nicas que como yo, no hacen uso de estos boletos por contar con sus propios medios de transporte, o porque buscan otro medio que les salga más barato. Esta medida deben revisarla”, demandó.

Por su lado, don Jorge Orlando Vargas López de 65 años, explicó que ese mismo día salió de la Isla de Ometepe para trasladarse a Upala, Costa Rica, donde reside desde hace varios años, pero aun así, tampoco escapó a la compra obligada de ese boleto de transporte de retorno. En su caso, el boleto que adquirió para que le pudieran sellar su pasaporte, es uno de la empresa Tica-Bus.

Vargas López expresó que dicho boleto es un requisito obligatorio, pero que es un robo, porque así como él, hay centenares de nicas que no lo usarán.