•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los jóvenes autoconvocados anunciaron ayer la conformación de la Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia, que pretende aglutinar a los distintos movimientos estudiantiles de cara al diálogo nacional convocado por el gobierno central y del que será garante y testigo la Conferencia Episcopal. 

“No somos los líderes de las organizaciones universitarias (...), lo que tenemos claro aquí es que el Gobierno quiere dividir al movimiento estudiantil como lo hace con los partidos políticos, y eso no puede pasar, y el llamado aquí a todos los universitarios que nos escuchan, que se sumen para que nadie más ocupe las mesas de diálogo”, dijo un portavoz de la agrupación.

La coordinadora reúne a alumnos activos de la Universidad Centroamericana (UCA), la Universidad Agraria (UNA), Universidad Americana (UAM) y ambas sedes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN). 

“Estamos aquí para iniciar una revolución ciudadana en la que los estudiantes juramos defender la democracia y los derechos de cada nicaragüense”, mencionó Francisco Martínez, estudiante de la UNAN-León, durante la lectura del pronunciamiento de la coordinadora este sábado en Managua. 

Investigación y castigo

A través de un pronunciamiento, los universitarios exigieron ayer la liberación de los detenidos, que se deseche la Comisión de la Verdad anunciada por la Asamblea Nacional y se dé paso a la conformación de una comisión internacional para investigar y castigar a los responsables de las muertes. 

“Esta comisión deberá investigar, condenar y sancionar a todos los responsables intelectuales y materiales de los crímenes de lesa humanidad cometidos en el marco de la represión”, demandaron en una declaración pública.

Proponen que la comisión esté integrada por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la Corte Internacional de Justica (CIJ), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y las Naciones Unidas (ONU).

Además, pidieron que queden fuera de la mesa de diálogo la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), el Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN) y Telémaco Talavera, rector de la UNA y presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU).

También propusieron el inicio del diálogo hasta mediados de mayo para “crear una comisión con voceros representativos de los y las estudiantes, así como definir un grupo de asesores expertos en temas legales, políticos y económicos”, informó el colectivo en el pronunciamiento. 

También demandaron que el diálogo se realice de una manera pública con cobertura de medios nacionales e internacionales. “No aceptamos un diálogo a puertas cerradas y a espaldas de la ciudadanía”, enfatizó Yaritza Rostrán, estudiante de la UNAN-Managua y vocera de la coordinadora.