•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Mi hermano no era delincuente, trabajaba. Tenía muchas metas más por cumplir y sueños que truncaron, acababa de cumplir 24 años de edad”, exclama María Graciela Martínez, hermana de Juan Carlos López Martínez, una de las personas que murieron durante las protestas de abril.

La joven se presentó ayer en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) para denunciar anomalías que sucedieron antes y después de la muerte de su hermano, quien falleció la noche del 20 de abril en Ciudad Sandino mientras los protestantes eran dispersados por la Policía.

 Movimiento 19 de abril pospone actividades en las calles por seguridad

Según Martínez, ese día la manifestación de la población inició en horas de la tarde y se extendió hasta las primeras horas de la noche, por lo que el negocio en el que trabajaba su hermano cerró temprano, y tal como solía hacer el joven pasó a visitarla antes de regresar a la casa que compartía con su pareja Sandra Zúñiga Salinas.

María Graciela Martínez y Sandra Lisseth Zúñiga, hermana y pareja respectivamente de Juan Carlos López. Foto: Alejandro Sánchez/END.

“Se tomó un fresco y salió rumbo a la casa, pero a los escasos 15 minutos recibí una llamada de una prima informándome que lo habían baleado y que se lo habían llevado al hospitalito del municipio, pero al ir a buscarlo a ese lugar me informaron que lo habían trasladado al hospital Lenín Fonseca en Managua”, relató Martínez.

Al llegar al centro de asistencia en la capital, su pareja lo buscó en todas las dependencias del hospital, sin embargo, no daban razón de él. Fue hasta que una conocida les contactó, cuando supieron que luego de haber sido herido y ante la negativa de las autoridades de atenderlo, la persona que lo auxilió lo trasladó al hospital Monte España, donde falleció.

 Crisis de Nicaragua impacta en CA

“El médico que me atendió me dijo que cuando a él lo llevaron todavía llevaba signos vitales y que, cuando se iban a disponer a hacerle un drenaje, fue que se ahogó con su propia sangre a consecuencia de un balazo que recibió”, aseguró Martínez.

Maricruz Bermúdez y Carlos Pavón denunciaron ayer ante la CPDH retardación de justicia por su hijo mayor Richard Pavón Bermúdez, muerto el 19 de abril en Tipitapa.

Lo que dice el acta

La joven agregó que cuando dio inicio a los trámites para inscribir en el registro de Ciudad Sandino la defunción de López Martínez, le pidieron que presentara un acta de disentimiento de denuncia extendida por la Policía. Al obtener ese documento, continuó con el trámite del acta de defunción extendida por el hospitalito de Ciudad Sandino, pero en este documento se indica que la causa de la muerte fue un paro cardiorrespiratorio y no la herida de bala que presentaba en el pecho.

“Si ustedes miran en la foto, mi hermano muere de un balazo”, dijo Martínez.

 Universidades públicas reanudan labores tras protestas en Nicaragua

Otro caso

Los padres del menor Richard Pavón Bermúdez, de 17 años, otra de las víctimas de abril, se presentaron ayer ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) para denunciar que las autoridades policiales del municipio de Tipitapa han hecho poco para esclarecer las circunstancias de su fallecimiento.

Según Maricruz Bermúdez, la mamá del menor, los hechos ocurrieron el 19 de abril durante una protesta frente a la Alcaldía municipal, y a ella le han dicho que un vigilante municipal habría disparado contra el joven, cuyo cuerpo presentaba impactos de bala en la espalda, hombro y cuello.

“Yo, lo que pido es que se haga justicia”, dijo Bermúdez.

Carlos Alberto Pavón, padre del  menor, afirma que cada vez que se ha presentado a la Policía le han dicho escuetamente que están investigando el caso y que tengan paciencia.

 Ciclistas pedalearon hasta la Upoli para rendir homenaje a estudiantes

“La Policía de Tipitapa no nos quiere dar ninguna declaración o dar avances de lo que ellos han hecho, han pasado doce días desde que ocurrió la muerte, es tiempo de que nos hubieran dicho ya en qué han avanzado, yo lo que pido es justica para mi hijo, como para los demás fallecidos”, expresó Pavón.

El menor fallecido estudiaba en el Instituto Público Gaspar García Laviana y era parte de una comparsa.

CPDH tiene lista de 59 muertos

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) ha logrado documentar y corroborar el fallecimiento de 59 personas durante las protestas en distintos puntos del país, en la tercera semana de abril.

Marcos Carmona, director de la CPDH explicó que aunque este organismo estimaba 63 personas muertas, en los últimos días se han dado a la tarea de depurar sus reportes, contrastándolos con informes de otras organizaciones de derechos humanos y el listado de estudiantes que participaron en las manifestaciones.

“Hemos venido haciendo una revisión integral y ya ahorita tenemos 59 casos confirmados”, indicó Carmona.

Dijo que la CPDH ha confirmado que en muchos casos las víctimas fallecieron a consecuencia de heridas de bala, registradas principalmente en la zona torácica y la cabeza, y que en los hospitales aún permanecen seis personas en la Unidad de Cuidados Intensivos heridos de bala en la cabeza.