•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía Nacional del departamento de Estelí, hace las respectivas investigaciones, para esclarecer la muerte de dos jóvenes durante las protestas contra las reformas al Seguro Social en esta ciudad. 

Una de las víctimas es el joven Franco Alexander Valdivia Machado, de 24 años, estudiante del tercer año de derecho en la Universidad Internacional de la Integración Regional de América Latina (Unival), quien falleció al recibir un balazo en la cabeza. 

Lea: Familias de víctimas en protestas presentan pruebas

La segunda víctima es Orlando Francisco Pérez Corrales, también de 24 años, quien este año egresaría como ingeniero en Energías Renovables en la Facultad Regional Multidisciplinaria, Farem-Estelí. Según sus familiares, Orlando tenía dos impactos de bala en la región torácica y en uno de sus costados.  

Orlando Francisco Pérez

Ambos jóvenes murieron balaceados la noche del 20 de abril, mientras se registraron varios enfrentamientos en el parque central de la ciudad de Estelí. Las autoridades hoy reconstruyeron el crimen de los dos estudiantes universitarios.  

Más: Vio morir a su hijo en redes sociales

Pobladores del sector dijeron estar sorprendidos porque las investigaciones las realizaran un día feriado, sin embargo una fuente policial reveló que lo hicieron para evitar la aglomeración de personas. 

Durante las investigaciones estuvieron presentes, representantes de la Fiscalía departamental.  

Franco Alexander Valdivia

Las protestas contra las reformas al INSS dejaron en Nicaragua al menos 63 muertos según la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH).

También: Estudiantes de Upoli dicen ser perseguidos

La ola de manifestaciones en Nicaragua comenzó el pasado 18 de abril, tras unas reformas al INSS que aumentaban las cotizaciones y deducían 5% a las pensiones, entre otros cambios.

A causa de las protestas, el INSS revocó la reforma y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega aceptó un diálogo, en el cual participarán el Estado, empresarios, trabajadores y estudiantes, con la iglesia Católica como mediador y testigo.

Ortega dijo ayer estar comprometido con el diálogo nacional pero no anunció fecha.