•  |
  •  |
  • EFE

El canciller de Chile, Roberto Ampuero, se reunió hoy con el excandidato a la Presidencia de Nicaragua, Edmundo Jarquín, a quien aseguró que "seguirá de cerca" lo que ocurre en su país, en donde se ha registrado una oleada de protestas contra la administración de Daniel Ortega.

"Según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) hay alrededor de 50 muertos en las protestas, algunos de ellos ejecutados con disparos en la cabeza, lo que ha despertado la preocupación dentro de las Naciones Unidas y en los grupos de investigadores independientes", afirmó Ampuero en rueda de prensa.

Nicaragua atraviesa una crisis que hoy cumple 15 días, debido a multitudinarias manifestaciones en contra de Ortega, que iniciaron por reclamos a una reforma a la seguridad social y continuaron a pesar de que el mandatario revocó su decisión, debido a las múltiples muertes causadas por la represión.

Los nicaragüenses que exigen la renuncia de Ortega y de su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo, los acusan de presidir un Gobierno corrupto e indolente.

Por todo ello, el canciller chileno se mostró "preocupado", al tiempo que condenó la violencia empleada por las autoridades para resolver los enfrentamientos con la población civil, a las que llamó a ser "extremadamente prudentes" en el futuro.

Por su parte, Edmundo Jarquín, sandinista disidente, indicó en declaraciones a Efe que el motivo de la reunión con Ampuero fue agradecerle la participación de Chile en un comunicado conjunto emitido por los Gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Perú el pasado domingo para detener la confrontación en Nicaragua.

Así como, continuó, para pedirle a Ampuero que durante la próxima reunión que tendrá el Grupo de Lima en México para tratar la situación de Venezuela, a mediados del mes de mayo, los 14 países de la región presentes "consideren abordar el tema de Nicaragua", concluyó el político centroamericano.

Una reclamación que fue bien recibida por el canciller, quien se mostró favorable a esta petición y aprovechó para indicar que en dicha reunión volverán a defender los planteamientos que el grupo ya ha venido realizando durante los últimos meses: "Favorecer el diálogo para acabar con la crisis sin salida que vive Venezuela".