•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Álvaro Conrado, padre del adolescente que murió a balazos durante las protestas en Nicaragua, dijo hoy que no tiene interés en que su hijo sea reconocido como un mártir, sino en que se aplique la justicia a los responsables de su muerte.

Conrado, padre del adolescente del mismo nombre, llegó hoy a la Fiscalía, atendiendo una cita que forma parte de las investigaciones por la ola de protestas ocurrida en Nicaragua desde el 18 de abril, que han dejado entre 40 y 60 muertos.

"Yo no quiero mártires, a mí no me sirve eso, yo lo que solicito es justicia", declaró Conrado a los periodistas.

Conrado era estudiante de décimo grado del Instituto Loyola, en Managua, y le dieron un balazo cuando estaba en el sector de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) el pasado 20 de abril, cuando iba a entregar víveres a los universitarios que protestaban contra las reformas al Seguro Social.

Las honras fúnebres de Álvaro Conrado hijo. Archivo/END

Para Conrado padre debe aplicarse la ley a la persona que dio la orden de no atender a su hijo en el hospital Cruz Azul, adonde lo llevaron de emergencia tras elimpacto de bala.

"Mi hijo seguiría con vida si ellos lo hubieran estabilizado... es una lástima que existan personas que le nieguen ayuda a alguien que esté herido, más a un niño", dijo Conrado padre.

Explicó que un médico le dijo que si en los primeros 30 minutos el adolescente hubiese recibido atención, podría estar vivo.

"La herida era grave, pero como se desangró... no había oportunidad. La persona que lo recogió a él me dijo que ni abrieron la puerta (del hospital). Yo espero que haya justicia... allí están las pruebas, mi hijo tenía un impacto de bala contundente, en el cuello, de arma de guerra, no era revólver", señaló Conrado padre.

Hasta el momento, Conrado padre no ha interpuesto una denuncia formal por la muerte del adolescente o una demanda contra el hospital Cruz Azul.

"(Pero) no es justo que uno que esté enfermo, se esté muriendo en la calle y le cierren las puertas... es su deber, todo médico tiene el deber de ayudarle a una persona así (herida), simplemente era estabilizarlo y mandarlo a otro lado", añadió Conrado.

"Mi hijo era un muchacho normal y le pasó eso y me duele realmente", concluyó.

Familiares de muertos, citados por Fiscalía

Poco a poco los familiares de jóvenes que murieron durante las protestas contra las reformas al Seguro Social en Nicaragua se presentan a declarar ante el Ministerio Público, para presentar o ampliar las denuncias contra la Policía Nacional. 

El Ministerio Público anunció la semana pasada que investiga las muertes de estudiantes, policías y civiles que ocurrieron entre el 19 y el 22 de abril en todo el país.

Al Ministerio Público también llegó Jessica Patricia Rivas, mamá del adolescente de 16 años, Yesner Rivas, quien murió de un impacto de bala el domingo 22 de abril, en el barrio Walter Ferreti, de Managua.

"Nosotros venimos a denunciar a la Policía, ellos fueron los que balearon a Yesner, nosotros tenemos videos y fotos del Policía que disparó", aseguró Rivas. 

"No confiamos en la investigación de la Policía porque ella misma es la demandada, pero esperamos que al menos en estos casos haya justicia y no queden en la impunidad. Sino, que vengan organismos internacionales a investigar", agregó la mamá de Yesner.

El caso de Ángel Gahona

Juan Carlos Gahona, hermano del periodista Ángel Gahona, asesinado en la ciudad de Bluefields durante las protestas contra las reformas al Seguro Social, llegó al Ministerio Público en Managua para declarar, aunque también han interpuesto una denuncia en el Caribe Sur. 

Gahona llegó para entregar una carta a la Fiscal General, Ana Julia Guido, para pedir transparencia en la investigación, ya que dice tener desconfianza.

"Nosotros no confiamos que la Policía se investigue a sí misma, pero estamos agotando todas las vías necesarias. La Policía, allá en Bluefields, me ha dicho que ya tienen un 80% de avance, pero no sé qué esperan. Estamos esperando a ver qué dicen", indicó Juan Carlos Gahona, quien también es periodista.

Gahona afirma tener pruebas contundentes que prueban el asesinato de su hermano, que en su momento darán a conocer.