•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos cordones de antimotines y otra de agentes motorizados de tránsito, situados en las inmediaciones del antiguo hospital Militar, impidieron este miércoles el paso a un grupo de personas que se dirigían a las instalaciones de la Asamblea Nacional, para expresar su rechazo a la creación de la Comisión de la Verdad, anunciada por diputados sandinistas.

Los estudiantes salieron de la Universidad Centroamericana (UCA) a eso de las 10:00 a.m. rumbo a la Asamblea Nacional, pero al llegar al antiguo hospital “Alejandro Dávila Bolaños”, un centenar de antimotines les bloquearon el paso.

“Nos dirigíamos hasta la Asamblea Nacional para decirle de manera pacífica al diputado Edwin Castro, que nuestra postura ante la Comisión de la Verdad, es que no nos representa y no creemos en ellos”, dijo Edwin Carcache, uno de los que lideraba la marcha.

Agregó que el Gobierno no ha dado ningún indicio ni fecha de inicio del diálogo nacional.

“La verdad, no contábamos con la presencia de los antimotines”, dijo Carcache.

Los antimotines se mantuvieron estáticos frente a los manifestantes. Foto: Alejandro Sánchez/END

Agregó que se han comunicado con la Conferencia Episcopal, la que les ha recomendado que si van a manifestarse, lo hagan pacíficamente.

“Vamos a mandar por escrito este incidente a la Conferencia Episcopal y vamos a hacerlo público. Vamos a reunirnos para ver qué medidas tomaremos”, informó.

Exigen derecho

Otro estudiante que lideraba la manifestación, Jairo Larios, de la UAM, comentó que trataron de concientizar a los antimotines para que dejaran sus cascos, sus armas y se sumaran a la lucha.

“La verdad, no contábamos con la presencia de los antimotines”, dijo Carcache.

“No venimos armados, nuestras armas son las banderas azul y blanco, las que nos defienden. El Gobierno ha jurado la paz y no reprimir una marcha más. Ahora, con su policía no nos dejó avanzar. Hace dos semanas no teníamos armas y nos dispararon”, expresó Larios.

Algunos estudiantes pintaron los colores de la bandera azul y blanco en los protectores de los antimotines. Luego, la marcha retornó a la UCA y de allí hacia la Upoli, sin incidentes.