•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un rotundo no a la realización de una autopsia a los cuerpos de dos jóvenes muertos en las protestas contra las reformas al Seguro Social en Estelí es la decisión que tomaron sus familiares, si las investigaciones solo las realizan representantes de la Policía Nacional, el Instituto de Medicina Legal (IML) y la Fiscalía.

Francis Valdivia y Francisca Machado, hermana y madre de Franco Alexander Machado, estudiante de la carrera de Derecho de la sede de Estelí de la Universidad Internacional de la Integración Regional de América Latina, fallecido en las protestas, dijeron que si solo esas instituciones participan en las investigaciones, cundiría la desconfianza, porque son entidades del Gobierno y que a este se le señala como responsable de las muertes.

“Estarían siendo jueces y partes”, advirtieron. 

Por su parte Juan Santiago Valdivia, padre de Franco, afirmó que ellos no cesarán en las demandas para que se haga una investigación imparcial. “Queremos que se saque a luz al que asesinó a mi hijo, y que se lleve a la justicia”, apuntó.

“Espero que su muerte no quede impune, estaba por graduarse, no era vago o cualquier cosa, como dicen quienes quieren empañar su imagen”, añadió.

Valdivia aseguró que el alcalde de Estelí, Francisco Valenzuela, ha tratado de conversar con ellos, pero que no quieren nada mientras la muerte de Franco no quede aclarada.

Futuro truncado

La profesora Socorro Corrales, madre de Orlando Francisco Pérez Corrales, el otro fallecido, también expresó su negativa a la autopsia y aseguró que ya  les dijeron de manera verbal que realizarían las inspecciones a los cuerpos para determinar el tipo de bala y la trayectoria de las mismas.

Orlando Francisco Pérez este año egresaría como ingeniero en Energías Renovables de la Facultad Regional Multidisciplinaria Farem-UNAN Estelí.

“Son entidades del mismo Gobierno y no tenemos credibilidad. Exigimos que se aclare todo, pero que haya buena fe y que no solo sean actos mediáticos para bajar la presión social y de todos los familiares de los muertos”, añadió Corrales.

Entre tanto, Gerardo López, estudiante activo de una universidad de Estelí, y miembro del Movimiento Universitario 19 de Abril, criticó que mientras efectivos de la Policía Nacional, en presencia de funcionarios de la Fiscalía, cuando realizaron este 1  de mayo la reconstrucción de los hechos sangrientos  en uno de los costados del parque central esteliano, donde murieron los dos universitarios, unos amigos le entregaron un casquillo y un balín a familiares de los muertos.